América Latina

Calderón admite que México es exportador y creciente consumidor de drogas

México se ha convertido no solo en un país de tránsito de drogas, sino también en un país consumidor "creciente'' de sustancias ilícitas, reconoció hoy el presidente de México, Felipe Calderón, en un acto sobre el Día Internacional contra el Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas.

El mandatario mexicano explicó que esta situación obedece en gran medida al hecho de que México se ha convertido en un mercado atractivo "para todos'', incluyendo el narcotráfico.

''Este poder adquisitivo, esta nueva fuerza de compra de una sociedad, hizo que los criminales fuesen modificando su propia acción criminal'', indicó Calderón.

Explicó que los traficantes de drogas han enfocado sus baterías en los más jóvenes, "confiados en que los niños y adolescentes serán un blanco fácil de sus ambiciones''.

Además, dijo, buscan que los jóvenes se integren a las bandas delictivas y afirmó que de los asesinados en la guerra que libran los grupos criminales entre la cuarta y la tercera son jóvenes.

''Hemos visto miles, literalmente miles de jóvenes que a sus 20 años o menos, poco más en algunos casos, terminan asesinados por no pagar sus drogas, asesinados por otra banda en una disputa por territorio'', dijo.

En el acto, el fiscal general, Eduardo Medina Mora, dijo que México enfrenta "el ciclo perverso de la droga: producción, tráfico, distribución y consumo''.

''Con los dos primeros -producción y tráfico- ya tenemos una guerra real, con el tercero -la distribución- una lucha constante, y con el cuarto un peligroso ascenso en el número de jóvenes que son víctimas de la presión social, del 'no pasa nada' o del 'lo dejo cuando quiera', al iniciarse en las adicciones'', afirmó.

El fiscal dijo que al Gobierno mexicano le preocupa que la música y "cultura del narco sea tan atractiva a los ojos y oídos de los jóvenes''.

El fiscal Medina Mora aseguró que en lo que va de la Administración de Calderón, que inició el 1 de diciembre de 2006, se han decomisado 80 toneladas de cocaína y detenido a 72.363 personas por sus presuntos nexos con el narcotráfico.

Además, se han incautado más de 337 millones de dólares en efectivo y 44.490 armas largas y cortas.

El Gobierno de Calderón inició una guerra contra el tráfico de drogas con el envío de fuerzas combinadas del Ejército y agentes federales.

La violencia desatada entre los carteles por el control de rutas hacia Estados Unidos y el mercado local, y de estos contra las fuerzas federales, ha dejado un saldo de 12.000 muertos en los últimos tres años.

  Comentarios