América Latina

Agudas fricciones entre Lima y La Paz

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, afirmó el domingo que respeta la ‘‘filosofía y la mirada de las cosas'' del gobierno de Perú, pero que el Ejecutivo de Evo Morales no "bajará la guardia'', publica el diario nacional El Deber.

En una entrevista concedida a ese matutino, el vicepresidente García Linera sostuvo que el gobierno boliviano no tiene una "enemistad'' con su homólogo de Perú, sino que defiende "principios básicos de lo que llamaríamos derecho a la igualdad y a la justicia''.

"Eso, en lugares donde los principios de igualdad y de justicia para la gente humillada y pobre no son bien vistos, genera molestias'', apuntó García Linera.

"Esto ha llevado a que se genere algún tipo de fricción con Perú, porque tienen otra filosofía y mirada de las cosas, que la respetamos, pero no por ello vamos a bajar la guardia'', agregó.

La Paz y Lima mantienen diferencias sobre el tratado de libre comercio que Perú negoció con Estados Unidos y que --según el gobierno de Morales-- pretende ser replicado en el diálogo comercial con la Unión Europea, del que Bolivia se marginó.

Las divergencias entre La Paz y Lima arreciaron tras los enfrentamientos entre policías y nativos en la provincia norteña de Bagua, hace tres semanas, que dejaron 33 muertos, lo que fue tachado por el presidente Morales, de "genocidio del TLC'' firmado entre Perú y Estados Unidos.

En este punto el gobierno de Alan García hizo el pasado 15 de junio un llamado a consultas a su embajador en La Paz, Fernando Rojas, quien retornó a Lima de forma indefinida.

García Linera sostuvo además que existe una continuidad de principios en el discurso de Morales a nivel internacional que se maneja en la "defensa de la igualdad y justicia para los más excluidos, la defensa de la biodiversidad y el papel del Estado en la economía''.

"No es que Bolivia planifica qué hacemos con Perú, Colombia y Estados Unidos. Son principios, banderas innegociables, el comportamiento de la política de nuestro gobierno'', apuntó.

Según el vicepresidente, Bolivia ha comenzado "a sentar personalidad'' en el escenario internacional, frente a un pasado en el que la postura del país en política exterior "siempre ha sido de un borreguismo absoluto frente a lo que decían otros países''.

García Linera, que en la entrevista también afirma que nunca será candidato a la presidencia, subrayó que el "evismo'' es un discurso intelectual y político sobre la igualdad en democracia que goza de la simpatía "en los oprimidos de cualquier país''.

  Comentarios