América Latina

Negocios de EEUU en riesgo de ser blancos de carteles mexicanos

Dan Restrepo en la Conferencia de las Américas.
Dan Restrepo en la Conferencia de las Américas. MCT

Negocios estadounidenses podrían convertirse en blancos para los carteles mexicanos, a medida que Washington se involucra en la guerra contra el narcotráfico al sur de la frontera, de acuerdo con una importante corporación global de inteligencia y seguridad.

En un informe de Kroll Associates, radicada en Miami, presentado por uno de sus ejecutivos en la Conferencia de las Américas, en Coral Gables, la compañía advierte que "mientras más se involucre el gobierno de EEUU (...) no es improbable que compañías estadounidenses enfrenten extorsión, que gerentes locales sean secuestrados en busca de rescate, y que aumenten los secuestros de camiones''.

Bajo el ex presidente George W. Bush, el Congreso aprobó una ley para brindar $1,400 millones en equipos, entrenamiento e inteligencia en un plazo de tres años para ayudar a México a combatir los carteles de drogas.

El miércoles, Dan Restrepo, asistente especial del presidente Barack Obama y director principal de asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo Nacional de Seguridad, señaló que el gobierno actual está decidido a continuar cooperando con México. El dijo que Washington ha incrementado los recursos para los programas contra las drogas y ha aumentado la seguridad a lo largo de la frontera del suroeste para tratar de contener el contrabando rampante de armas de asalto hacia México.

Se cree que el 90 por ciento de las armas contrabandeadas van a parar a las manos de los cuatro carteles de drogas de México --Sinaloa, Golfo, Tijuana y Juárez. Como resultado, ellos están mejor armados y más avanzados tecnológicamente que las agencias del gobierno, dijo David Robillard, director de operaciones de Kroll.

La violencia de la droga se está expandiendo además del otro lado de la frontera, con numerosos casos de secuestros por rescate y extorsión reportados en los estados fronterizos de EEUU.

Kroll espera que la guerra creciente impondrá asimismo altos costos a las compañías extranjeras que operan en México, las cuales tendrán que invertir recursos adicionales para proteger a su personal y su infraestructura.

Asimismo, Robillard dijo que la guerra contra el narcotráfico parece similarmente peligrosa a la de Colombia hace una década, pero el país tiene buenas oportunidades de controlar la violencia y derrotar a los carteles de las drogas.

México, añadió, enfrenta muchos de los mismos retos que enfrentó Colombia en el 2000 y que al presidente Felipe Calderón le tomará varios años derrotar a los carteles.

Luis Enrique Mercado, legislador del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) de México, concordó con Robillard en que la situación mexicana se parece cada vez más a Colombia durante los días de mayor actividad en el combate al narcotráfico y que los retos que enfrenta el gobierno no son fáciles.

"Sí, México se está colombianizando. Esperemos que [el país] tenga la misma capacidad de Colombia para controlar la situación'', dijo.

Robillard citó la frecuencia de los casos de secuestro y extorsión, el alto nivel de sofisticación de las armas adquiridas y el enorme poder monetario de los carteles como similaridades con la guerra que libró Colombia contra el narcotráfico a principios de esta década.

"Una cosa que favorece a México es que no tenemos guerrillas. En México no hay nada parecido a las FARC, el ELN o los paramilitares. Eso facilita las cosas'', expresó en una entrevista con The Miami Herald después de su presentación.

Según estadísticas del gobierno mexicano, unas 6,000 personas han muerto en incidentes relacionados con el narcotráfico en lo que va de este año.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios