América Latina

La OEA insiste en mejorar las condiciones de Zelaya en la embajada de Brasil

Un seguidor del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, permanece cerca a unos neumáticos quemados este 7 de octubre de 2009, durante una manifestación en la calle de acceso a la Universidad Nacional Autónoma en Tegucigalpa (Honduras). Representantes del presidente de facto, Roberto Micheletti, y de Zelaya, iniciaron este miércoles, en presencia de una misión de la OEA, el diálogo en busca de una solución a la crisis política causada por el golpe de Estado del 28 de junio.
Un seguidor del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, permanece cerca a unos neumáticos quemados este 7 de octubre de 2009, durante una manifestación en la calle de acceso a la Universidad Nacional Autónoma en Tegucigalpa (Honduras). Representantes del presidente de facto, Roberto Micheletti, y de Zelaya, iniciaron este miércoles, en presencia de una misión de la OEA, el diálogo en busca de una solución a la crisis política causada por el golpe de Estado del 28 de junio. EFE

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, insistió hoy en la necesidad de mejorar las condiciones en la embajada de Brasil en Tegucigalpa del derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, y calificó como "auspiciosos'' los diálogos en busca de una solución a la crisis en ese país.

En una conversación con la emisora colombiana RCN desde la capital hondureña, Insulza señaló que, además del levantamiento del estado de sitio, la Organización de Estados Americanos (OEA) espera que a Zelaya se le den mejores condiciones en la embajada de las que tiene ahora.

''Llegar al lugar, la embajada de Brasil, es pasar por barreras policiales, por todo tipo de cosas y además allá dentro ciertamente el presidente no está en las condiciones de comodidad debida que corresponden a su investidura. Ojalá esas cosas se puedan resolver'', dijo.

El diplomático chileno recordó que el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, se comprometió a no entrar por la fuerza a la embajada brasileña en Tegucigalpa e indicó que espera que la situación en esa representación diplomática sea regularizada.

''No estamos en este momento en una situación en que tengamos temor de que vayan a entrar las Fuerzas Militares a la embajada, sería muy grave, pero existen garantías de que eso no va a ocurrir'', advirtió.

Insulza añadió que está casi seguro de que las elecciones presidenciales se van a realizar en la fecha prevista, a finales de noviembre, pero antes deben resolverse algunos problemas que permitan su celebración de manera transparente y participativa.

''Para eso es necesario pasar por los temas del Acuerdo de San José propuesto por el presidente (de Costa Rica), scar Arias, y por la OEA y resolver los problemas. Las elecciones se van a hacer, pero para que tengan la legitimidad necesaria, a nuestro juicio, es necesario resolver los problemas antes'', comentó.

El plan de Arias incluye la restitución condicionada de Zelaya, depuesto el 28 de junio, la conformación de un Gobierno de reconciliación nacional, una amnistía política y una verificación internacional, entre otros puntos.

El secretario de la OEA sostuvo que es bastante "auspicioso'' el diálogo que comenzó ayer con delegados de Micheletti y Zelaya en Tegucigalpa para buscar una solución a la crisis política en Honduras.

''Es temprano para decirlo aún (...) pero tuvimos una primera reunión bastante auspiciosa a nuestro juicio'', dijo al señalar que hay esperanzas de avanzar poco a poco hacia resultados positivos.

Representantes de Micheletti y Zelaya se sentaron ayer a dialogar por primera vez desde que comenzó la crisis sin mediador.

  Comentarios