América Latina

Tirotean seminario de la Iglesia católica hondureña

El seminario mayor de la Iglesia católica de Honduras fue tiroteado por personas desconocidas desde un automóvil en marcha sin que se hayan registrado víctimas, informó la Policía.

Los disparos impactaron en el muro perimetral, junto al portón principal del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, en un sector de la periferia suroeste de Tegucigalpa, indicó a Efe el portavoz policial, Orlin Cerrato.

Dijo que en el lugar se encontraron al menos 14 casquillos de arma de fuego, de calibre no determinado.

Hasta ahora "sólo se sabe que de un vehículo en movimiento se hicieron los disparos'', pero no la identidad ni el móvil de los atacantes, apuntó Cerrato, y añadió que "no hubo ningún herido''.

El viernes, la Iglesia católica de Honduras pidió en un comunicado que la crisis política causada por el golpe de Estado del 28 de junio contra Manuel Zelaya tenga "una solución justa, pacífica y acordada'', y advirtió de que "cualquier tipo de violencia'' dañará el diálogo abierto el miércoles en busca de una salida al conflicto.

El seminario mayor albergó, el 3 de julio, la reunión entre el cardenal hondureño, Oscar Rodríguez, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, durante la visita que éste hizo a Tegucigalpa para pedir la restitución de Zelaya con base en una resolución de ese organismo.

Por otra parte, el portavoz policial dijo que se extendieron por varias cuadras durante algunas horas los retenes de seguridad que rodean la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde Zelaya lleva tres semanas, pues "se tenía información'' de que miembros del frente de resistencia que lo apoya "iban a llegar''.

Esa supuesta movilización de la resistencia iba a darse, según Cerrato, aprovechando una eventual celebración del pase de Honduras al Mundial Sudáfrica 2010, que no se dio porque la selección hondureña cayó por 2-3 ante Estados Unidos.

Familiares y colaboradores de Zelaya denunciaron a la prensa, en los alrededores de la embajada, que las fuerzas de seguridad impidieron llevarle comida y ropa al depuesto gobernante, que en ocasiones anteriores ha señalado este tipo de medidas en su contra, aunque otras veces sí se han permitido esos suministros.

  Comentarios