América Latina

Comisión de verificación llega a Honduras para poner en marcha el acuerdo

La Comisión que velará por el cumplimiento del acuerdo en Honduras se instala este martes, mientras el directorio del Congreso analizaba el documento antes de enviarlo al plenario para su votación, en fecha aún por determinar.

A partir de las 15H30 (21h30 GMT) quedará instalada la Comisión de Verificación que está integrada por el ex presidente chileno (2000-06), Ricardo Lagos, la secretaria de Trabajo de Estados Unidos, Hilda Solís, y los hondureños, Jorge Arturo Reina en representación del depuesto presidente Manuel Zelaya y de Arturo Corrales por el gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Coordinada por la Organización de Estados Americanos (OEA), esta comisión se encargará de velar por el "estricto cumplimiento de todos los puntos del acuerdo'' alcanzado el pasado viernes por las comisiones negociadores de Zelaya y Micheletti.

Uno de los primeros puntos que tendrán que dirimir sus integrantes es la discrepancia que existe en la interpretación del acuerdo por ambas delegaciones.

El punto 5 deja en manos del Congreso Nacional la facultad de "retrotraer la titularidad del poder ejecutivo a su estado previo al 28 de junio'', fecha del golpe de Estado que depuso a Zelaya.

Mientras que Zelaya considera mero trámite la votación del Congreso para votar afirmativamente su restitución, el gobierno de facto asegura que los 128 diputados pueden igualmente rechazarla y ello no invalidaría el acuerdo.

En el Congreso, el presidente José Angel Saavedra, convocó en la mañana del martes a la Directiva, integrada por un presidente, tres vicepresidentes, un secretario y secretario adjunto. Los seis empezaron a analizar los doce puntos del Acuerdo Tegucigalpa/San José Díalogo de Guaymuras, antes de fijar la fecha de una sesión extraordinaria para someterlo a votación.

La sesión extraordinaria del Congreso, para la que todavía no hay fecha, debe congregar al menos a 85 de sus 128 diputados.

Del total de legisladores, 61 pertenecen al Partido Liberal (PL, derecha), 55 del opositor Partido Nacional (PN, derecha), 5 de Unificación Democrática (UD, izquierda), 4 de Partido Innovación y Unidad (PINU, social demócrata) y 3 la Democracia Cristiana (DC, social cristiano).

De estos, los medios locales calculan que 26 diputados votarían a favor de la restitución de Manuel Zelaya, de los cuales 20 pertenecen a su partido, el resto son de la UD y la Democracia Cristiana.

Todas las miradas están puestas ahora en el candidato presidencial del PN, Porfirio Lobo, cuya bancada tiene la llave del resultado de la votación del Congreso.

La Resistencia contra el Golpe, que demanda la restitución de Zelaya, ordenó a sus bases en todo el país que vayan a las casas de los diputados para presionar a que aceleren la sesión y voten en favor de restituir al gobernante.

En Tegucigalpa, los miembros de la Resistencia se instalaron en una vigilia permanente frente al edificio del Congreso para presionar a los 128 diputados.

"Creo que la presión no va a ser aplaudida por nadie, venga de donde venga (...), nosotros no podríamos insinuar siquiera cuál va a ser la posición oficial de cada uno de los diputados'', dijo el presidente del Congreso ante esta presión.

Otro problema es la poca popularidad de Zelaya en el país. Según una encuesta que realiza el diario La Tribuna en su página internet, el 80% de los 1.564 votos emitidos está en contra de la restitución de Zelaya.

Desde la OEA, su secretario, José Miguel Insulza, también puso más presión al proceso. Primero "se debería instalar el Gobierno de Unidad Nacional'', previsto para este jueves, y el Congreso debería decidir restituir al derrocado Manuel Zelaya.

"Lo ideal será que (los congresistas) lo hicieran ya. Es hora que se dejen de retórica y se vayan a lo serio'', agregó dijo desde Ecuador.

  Comentarios