América Latina

Ejecutan a militar de EEUU en el norte de México

Aspecto de la entrada al centro nocturno Amadeus de la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, donde seis hombres y una bailarina exótica fueron asesinados este 4 de noviembre de 2009, y donde permanecen desplegados más de 9,000 soldados y policías federales para hacer frente al crimen organizado, informaron fuentes oficiales.
Aspecto de la entrada al centro nocturno Amadeus de la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, donde seis hombres y una bailarina exótica fueron asesinados este 4 de noviembre de 2009, y donde permanecen desplegados más de 9,000 soldados y policías federales para hacer frente al crimen organizado, informaron fuentes oficiales. EFE

Un soldado de aviación estadounidense fue asesinado el miércoles junto con otros cinco hombres durante el ataque de un comando armado a un bar de esta ciudad fronteriza con Estados Unidos.

El ataque ocurrió la madrugada del miércoles en el bar "Amadeus'' de Ciudad Juárez, en la frontera con Texas y a unos 1,530 kilómetros al noroeste de la capital mexicana, informó el vocero de la subprocuraduría de Justicia estatal, Arturo Sandoval.

La matanza tuvo lugar cuando "un grupo de hombres armados con pistolas y rifles de asalto ingresó al exclusivo bar de espectáculo de bailarinas, donde en ese momento habían más de 60 personas, dijeron testigos a la Policía Ministerial Investigadora (PMI).

El comando armado, vestidos de negro y encapuchados, primero intentó sacar a los seis hombres del lugar, pero al resistirse les dieron muerte, sostuvo el organismo.

Los cuerpos de las víctimas quedaron tendidos en el interior del lugar, sin que hasta el momento se conozca el motivo de los asesinatos, aunque la irrupción fue similar a otras ocurridas en Ciudad Juárez y que se han atribuido a grupos del narcotráfico.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos informó que una de las víctimas era el sargento David Booher, de 26 años, asignado a una unidad médica en la base de Holloman en Alamogordo, Nuevo México.

Otros tres militares estadounidenses fueron heridos en el ataque, entre ellos "Jorge Alberto Argüelles, de 35 años, que está herido de gravedad'', añadió la fuente. El resto de los ejecutados todavía no ha sido identificado, señaló.

La violencia ligada al crimen organizado en la frontera dejó 28 muertos entre el martes y este miércoles, según las autoridades locales.

En el estado de Chihuahua se registraron 25 ejecuciones, 15 de ellas en la convulsa Ciudad Juárez, mientras que en la ciudad de Tijuana (noroeste, fronteriza con San Diego) se hallaron los cadáveres de dos hombres y una mujer.

En otra matanza ocurrida al mediodía de este miércoles en Ciudad Juárez, cuatro hombres, "cuyas edades oscilan entre los 15 y 25 años, fueron colocados en fila y acribillados'' frente a un muro de una escuela primaria, explicaron policías municipales que pidieron no ser identificados.

El enfrentamiento entre los carteles narcotraficantes ha convertido a Ciudad Juárez en la localidad más violenta de México, con más de 2,000 homicidios en 2009, pese al despliegue de 8,500 militares desde febrero pasado.

Por su parte, entre las 10 ejecuciones que se cometieron en el resto del estado de Chihuahua hubo dos triples asesinatos.

En uno de ellos -perpetrado en la sierra Tarahumara- tres mujeres fueron ultimadas a balazos y en el otro -en el municipio de Cuauhtémoc- un profesor fue tiroteado en la cabeza cuando conducía un vehículo en el que, al caer a un barranco, murieron dos personas más.

En tanto, en un terreno baldío de Tijuana (estado de Baja California) fueron localizados tres cuerpos -entre ellos el de una mujer- "enmascarados'', un método de asfixia utilizado en las venganzas entre narcotraficantes, dijo una fuente de la policía local a la AFP.

El gobierno federal ha desplegado a casi 50,000 militares en el país para enfrentar a los cárteles de la droga, cuyas pugnas han dejado más de 14,000 muertos en los últimos tres años, la mayoría en la frontera con Estados Unidos.

  Comentarios