América Latina

Riesgo de asesinato es 30 veces mayor para el joven latinoamericano

MIEMBROS DE la pandilla Mara 18 de Guatemala, luego de su arresto en México durante un operativo en septiembre del 2005. América Latina tiene las tasas más altas de criminalidad en el mundo.
MIEMBROS DE la pandilla Mara 18 de Guatemala, luego de su arresto en México durante un operativo en septiembre del 2005. América Latina tiene las tasas más altas de criminalidad en el mundo. AFP/Getty Images

La posibilidad de que un joven latinoamericano sea víctima de un homicidio es "30 veces mayor que la de un europeo'', declaró el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Miguel Insulza, durante la apertura de la II Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (MISPA II), que se celebra en Santo Domingo.

Representantes de 34 países de América inauguraron el miércoles la cita, dedicada a la prevención de la delincuencia, la violencia y la inseguridad en la región, zona que tiene las tasas más altas de criminalidad del mundo y, en algunos países, un índice de homicidios que duplica el promedio mundial.

Según Insulza, las altas cifras de muertes de jóvenes en América Latina tienen su causa en la alta tasa de criminalidad en la región, e instó a los países miembros del organismo hemisférico a dedicar sus "mejores'' esfuerzos para combatir la inseguridad en la zona.

"Tenemos un solo objetivo, que es una región en la cual las tasas de crimen y violencia se comparen de manera adecuada con las de los países más desarrollados'', recalcó.

Señaló que la seguridad pública es uno de los principales motivos de preocupación de los ciudadanos del continente y que la política de seguridad "es tan social como es la vivienda, la salud y la educación''.

Asimismo, advirtió que el Estado está en la obligación de garantizar a los ciudadanos "la seguridad para que puedan disfrutar de los beneficios de la democracia''.

La seguridad ciudadana "no es una utopía ni un sueño inalcanzable, sino algo que está demandando cada vez más trabajo de nuestros gobiernos, de nuestras autoridades de seguridad civiles y policiales'', añadió.

Instó a la cooperación entre las autoridades de la región para luchar contra la violencia y el crimen organizado que, según dijo, afecta y corrompe la sociedad, deteriora las relaciones de los gobiernos, amenaza la gobernabilidad y afecta el desarrollo económico.

El ex ministro del Interior de Chile se mostró convencido de que la problemática debe ser tratada como un asunto trasnacional y puso como ejemplo el tema del narcotráfico, que traspasa fronteras y cada vez se abre nuevos mercados.

A su turno, el ministro de Interior y Policía dominicano, Franklin Almeyda Rancier, favoreció la colaboración entre los países y la OEA para asumir políticas públicas fácilmente identificables que permitan medir tasas de criminalidad y poner en marcha grandes esfuerzos para combatir la problemática.

No obstante, señaló que los Estados miembros de la OEA necesitan hacer "algunas correcciones'' y puso como ejemplo la deportación en los últimos años de 31,145 dominicanos, la mayoría de ellos desde EEUU, acusados de actos delictivos.

El ministro favoreció la adopción de acuerdos que permitan que las deportaciones estén precedidas de al menos un proceso de rehabilitación para evitar la reincidencia de los delincuentes.

La agenda de la cita incluye un informe de Insulza sobre reuniones celebradas con anterioridad en Uruguay y Washington, como la Conferencia Especializada Interamericana sobre Seguridad Pública y la Reunión de Expertos preparatoria de la MISPA II.

También se presentará una ponencia de la Interpol titulada La situación pública en las Américas, y la presentación de un debate de la OEA sobre el estudio de factibilidad sobre las mejores formas para fortalecer en la región el entrenamiento y formación de personal con responsabilidad en materia de seguridad pública.

En la cita se realizarán debates sobre la cooperación internacional en materia de prevención de la violencia y la delincuencia, la participación ciudadana y comunitaria, entre otros aspectos. Entre los objetivos de la reunión está la aprobación de la creación de la Escuela Superior en Materia de Seguridad Pública, que pretende ofrecer entrenamiento y formación en materia de gestión en seguridad pública a oficiales de policía de alto nivel y funcionarios públicos civiles de las Américas.

  Comentarios