América Latina

El mundo se compromete a entregar $5,200 millones para Haití

Fotografía distribuida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que muestra a su director gerente, Dominique Strauss-Kahn (izda), mientras se dirige a las autoridades y delegados presentes en la Conferencia Internacional de Donantes a favor de Haití que se ha celebrado hoy en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, EEUU, hoy, miércoles 31 de marzo de 2010. EFE/Michael Spilotro ***S"LO USO EDITORIAL***
Fotografía distribuida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que muestra a su director gerente, Dominique Strauss-Kahn (izda), mientras se dirige a las autoridades y delegados presentes en la Conferencia Internacional de Donantes a favor de Haití que se ha celebrado hoy en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, EEUU, hoy, miércoles 31 de marzo de 2010. EFE/Michael Spilotro ***S"LO USO EDITORIAL***

Con promesas individuales desde $100,000 hasta $1,600 millones, Haití salió el miércoles de la muy esperada conferencia de donantes con un paquete de asistencia de más de $5,000 millones para impulsar la reconstrucción del país después del devastador terremoto del 12 de enero.

Casi 60 países, instituciones de préstamos y la Cruz Roja Internacional, prometieron donar aproximadamente $5,200 millones a la nación caribeña par labores de recuperación a corto plazo, según las Naciones Unidas.

"Es un esfuerzo sincero y demuestra que Haití no está solo'', dijo el presidente haitiano René Préval posteriormente. "La comunidad internacional ha hecho su parte. Ahora le toca al pueblo haitiano hacer la suya''.

La cifra es preliminar y las autoridades de la ONU todavía tienen que estudiarlas. Pero se recaudaron $9,000 millones para ayudar al pueblo haitiano a crear un nuevo país en los próximos años, señaló radiante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien calificó las promesas de donaciones como "el pago inicial que Haití necesita para la renovación nacional''.

La cifra excede con mucho los $3,900 millones que Haití y los donantes habían establecido en anticipación a la conferencia de un día, en la que participaron 120 naciones e instituciones de préstamos.

Y aunque no llegó a los $11,500 millones que Haití dice necesitar para la reconstrucción en los próximos 18 meses, el total se acercó bastante.

La cifra sorprendió y alegró a los haitianos que fueron a buscar no sólo dinero para reconstruir el país sino también $350 millones en apoyo presupuestario después de que el terremoto de enero eliminó la mitad de los ingresos del país en segundos. El sismo dejó un saldo de más de 300,000 muertos, una nueva cifra citada por el gobierno el miércoles. Además, una cifra similar de personas resultaron lesionadas y hay 1.3 millones de personas sin techo.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, fijó el tono de la reunión al exhortar a los líderes haitianos a responsabilizarse de las labores de reconstrucción.

Entonces Clinton puso la mira en la comunidad internacional, que en ocasiones ha trabajado en propósitos encontrados en Haití, canalizando el dinero a través de numerosas entidades de asistencia con poco que mostrar a cambio de su labor. Las cosas no pueden ser como antes, dijo Clinton.

"No podemos repetir estrategias fallidas'', dijo, anunciando que Estados Unidos prometía donar $1,150 millones para la reconstrucción.

Clinton dijo que era un buen día para Haití, la ONU y la comunidad internacional, señalando un nuevo nivel de compromiso, coordinación y cooperación mundial.

"Tenemos la oportunidad no sólo de contribuir al progreso de Haití sino también demostrar a la comunidad internacional... un nuevo nivel de efectividad e impacto, de probar nuevos enfoques'', agregó.

Pero Clinton advirtió que aunque la asistencia es importante, nunca ha salvado a un país.

"Nuestra meta debe ser colocar este esfuerzo en las manos del pueblo haitiano'', dijo. "Ellos son los que tendrán que hacer realidad la reconstrucción de Haití''.

Con ello, líderes haitianos y otros escucharon a dos miembros de la diáspora y representantes de organizaciones no gubernamentales. También escucharon la opinión de dos campesinos que forman parte de un grupo de estudio de la ONU, que pidió empleos e inclusión.

La víspera de la conferencia, líderes del gobierno haitiano anunciaron que habían logrado que el ex presidente Bill Clinton, enviado especial de la ONU en ese país, dirigiera el esfuerzo de reconstrucción.

"Hay un espíritu de cooperación con Haití que no se ha visto en muchos años. Necesitamos desarrollar esa situación de manera que podamos hacer bien las cosas'', dijo Alberto Moreno, director del Banco Interamericano de Desarrollo. "El secreto será la implementación. Tenemos todas estas promesas, pero si no podemos implementarlas, no podemos distribuir los recursos en el terreno''.

  Comentarios