América Latina

Investigan a grupos bolivianos de poder por nexos con mercenarios

La Fiscalía boliviana investiga a grupos de poder de Santa Cruz, próspera región cuyas élites son opositoras al presidente Evo Morales, por supuestos nexos con mercenarios abatidos a tiros por la policía hace un año.

El procedimiento es parte de la indagación judicial sobre la actividad de un grupo -encabezado por el boliviano-croata-húngaro Eduardo Rózsa Flores, muerto en abril de 2009-, que, según la imputación, tenía planeado atentar contra el presidente Evo Morales y balcanizar Bolivia.

En ese marco el fiscal del caso, Marcelo Sosa, allanó entre jueves y viernes viviendas y oficinas de al menos cinco supuestos involucrados en el caso, entre ellos de un empresario, Ronald Castedo, a quien acusó de dirigir logias de poder no masónicas, a las cuales implicó en el complot.

Castedo dirigió hasta 2009 la cooperativa teléfonica de Santa Cruz (Cotas), en cuyo galpón la fiscalía descubrió al inicio de la investigación el año pasado armamento de propiedad de los mercenarios.

Después del allanamiento de la propiedad de Castedo, Sosa dijo a la prensa que "se ha podido colectar elementos importantes para esta investigación'' que permitirán establecer si dos grupos de poder de Santa Cruz -las logias de caracter no masónico 'Los Caballeros del Oriente' y 'Toborochis'-, están involucrados con mercenarios.

Ambos grupos operan en Santa Cruz desde la década de 1970 y luego de recuperar la democracia, tras casi una década de dictadura, asume rasgos corporativistas, según datos del libro Logias de Santa Cruz, del abogado Reymi Ferreira.

El abogado y ex congresista Alejandro Colanzi dijo sin embargo al diario La Razón que ‘‘las logias tienen un poder virtual, no real'' y que "el verdadero poder está detrás de ellos y son los grupos económicos''.

Según Sosa hay "indicios suficientes para poder demostrar que el señor Castedo estaba probablemente involucrado en este tema al ser el presidente de la logia 'Los Caballeros del Oriente''', que concentra el control de principales instituciones públicas y privadas de Santa Cruz.

"Por consiguiente bajo su mando estaba no solamente el señor prefecto del departamento electo (Rubén Costas, supuestamente también miembro de esa logia y que en 2009 encabezó protestas contra el presidente Evo Morales) sino también otras personas dentro de la investigación''.

"Sabemos que el señor Castedo es el mallete, es decir, el presidente de la logia 'Los Caballeros del Oriente' y estaba ligado directamente probablemente al señor Eduardo Rozsa Flores'', el jefe boliviano-croata-húngaro de los mercenarios abatidos en Santa Cruz en abril de 2009.

La justicia investiga la versión del gobierno de que las élites de Santa Cruz contrataron mercenarios para balcanizar el país y atentar contra Morales.

Pero investiga principalmente los vínculos políticos y militares de un grupo de mercenarios europeos, desarticulado por la policía en abril del año pasado y comandado por el Rózsa Flores.

La policía irrumpió el 16 de abril de 2009 en el hotel Las Américas de Santa Cruz y abatió a Rózsa Flores, Michael Dwyer (irlandés) y Arpad Magyarosi (rumano-húngaro).

En el mismo operativo fueron arrestados Mario Francisco Tadic (boliviano-croata) y Elod Toasó (húngaro), actualmente detenidos en una prisión de La Paz.

Los gobiernos europeos han pedido explicaciones a La Paz sobre el operativo en que fueron abatidos sus conciudadanos.

  Comentarios