América Latina

Fuerzas políticas y sociales de Argentina expresan apoyo a Cuba

Dirigentes de partidos políticos y organizaciones sociales de Argentina expresaron el martes su apoyo al Gobierno y pueblo cubanos y repudiaron el "chantaje político'' al que, a su juicio, Estados Unidos y sus aliados de Europa someten al país caribeño.

''El ataque difamatorio a Cuba no es más que la punta del iceberg con que pretenden erosionar a los grandes avances de los pueblos Latinoamericanos, que hoy pelean por su segunda y definitiva independencia'', afirmaron en un documento conjunto.

El documento fue leído en un acto en la sede de la embajada de Cuba en Buenos Aires por Fanny Edelman, una histórica dirigente del Partido Comunista, de 99 años.

''Bien sabemos los argentinos que Cuba no negocia bajo presión y menos aún por chantajes políticos: las excelentes relaciones de Argentina y de la mayoría de los países que respetan su autodeterminación así lo demuestran'', destacó.

Según el documento, "el caso de los delincuentes convertidos en 'víctimas del régimen' no son más que bambalinas tras las cuales Estados Unidos y sus aliados de Europa intentan ocultar situaciones gravísimas, generadas por sus propias políticas externas de injerencia en los asuntos internos de terceros países''.

''Los pueblos de Latinoamérica tenemos memoria y reivindicamos nuestra historia bicentenaria de luchas por nuestra segunda y definitiva independencia. En ese marco histórico y en esta realidad de crisis del sistema mundial, no estamos dispuestos a ser los chivos expiatorios de modelos fracasados'', apuntó.

El documento repudió "todo tipo de injerencia imperialista'' en Latinoamérica e indicó que "la muerte de (el opositor Orlando) Zapata Tamayo es una tragedia humana lamentable, pero su manipulación política y mediática no se justifica''.

Esta "no es más que una nueva ofensiva ante la imposibilidad de poner a Cuba de rodillas'', apuntó.

Tras escuchar el documento, el embajador de Cuba en Argentina, Aramis Fuente Hernández, agradeció el respaldo al Gobierno de Raúl Castro y al pueblo cubano.

''Nos emociona este gesto y demostración de solidaridad'', subrayó el diplomático.

''Estamos frente a un hecho que no es nuevo, es una campaña de difamación que alineó desde un principio a toda la prensa, pero también sabemos que no se trata de un ataque solo a Cuba, sino de querer confundir y demonizar la revolución'', sostuvo.

''Cuba no miente: los que están huérfanos de ideas son ellos y como no han encontrado mártires, han buscado a este tipo de personas que son presos comunes con prontuarios delictivos'', dijo al aludir a los casos del opositor preso Zapata Tamayo, muerto a finales de febrero tras un ayuno de 85 días, y del disidente Guillermo Fariñas, también en huelga de hambre.

  Comentarios