América Latina

Llueven críticas a Morales por vincular consumo de pollo con homosexualidad

Las críticas se multiplicaron este miércoles contra el presidente boliviano, Evo Morales, quien durante la conferencia climática de los Pueblos en Cochabamba, dijo que comer pollo causa "desviaciones'' sexuales en los hombres, por su contenido de hormonas femeninas.

Las primeras críticas vinieron de los opositores a su gobierno, que le reprocharon utilizar la Cumbre que él mismo organizó en busca de soluciones científicas al calentamiento global, para difundir mitos urbanos.

"Traducir mitos urbanos es muy pobre para el tema de la cumbre'', afirmó el miércoles el diputado opositor Andrés Ortega, al comentar el discurso del presidente en un estadio frente a unas 10.000 personas.

El parlamentario reprochó que Morales haya dicho el martes "que el pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas, por eso los hombres cuando comen este pollo tienen desviaciones en su ser como hombres''.

El presidente también afirmó que los europeos tienden a sufrir calvicie por los alimentos que consumen y que en 50 años "todo el mundo será calvo''.

En otro punto, el mandatario se refirió a la Coca Cola como elemento para destapar cañerías.

"Yo pensé que la Cumbre era un escenario donde se hablaba de la ciencia de cosas más reales y positivas en torno al cuidado del medio ambiente'', dijo Ortega.

La legisladora derechista Elizabeth Reyes se sumó a las críticas. "Es un evento mundial y Bolivia como anfitriona tiene que mostrar conocimiento y responsabilidad en las afirmaciones que hace el presidente que representa a todos los bolivianos'', acotó.

En Madrid, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) expresó su malestar en una carta de protesta a la embajada de Bolivia en la capital española por las declaraciones de Morales.

"Es una auténtica barbaridad que un jefe de Estado haga declaraciones tan surrealistas sobre la homosexualidad, considerándola, por un lado, como una desviación y, por otro, relacionándola con los transgénicos'', dijo el presidente de la FELGTB, Antonio Poveda.

"Es algo vergonzoso viniendo del presidente de un gobierno'', insistió Poveda, quien recordó que al tildar la homosexualidad de desviación se incrementa el odio hacia el colectivo homosexual''.

En Buenos Aires, el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, dijo al medio local tn.com.ar que "es una brutalidad pensar que comer pollo transgénico puede influir en la orientación sexual de una persona''.

"Siguiendo ese mismo criterio le pongo al pollo hormonas masculinas, se las doy a un homosexual y lo transformo en hétero'', dijo Cigliutti.

La endocrinóloga Giuliana Mociulsky, citada por el mismo medio, señaló que "los individuos deberían consumir una cantidad increíble de pollo para conseguir un impacto hormonal pero, de todas formas, eso nada tiene que ver con su sexualidad''.

En Lima, donde se consumen 58 kilos de pollo por año per cápita, la declaración del presidente boliviano fue recibida con burla por los principales medios, mientras la Asociación Avícola del Perú preparaba un comunicado de rechazo a esas afirmaciones.

Para contrarrestar esta avalancha, el vocero gubernamental boliviano, Iván Canelas, dijo en Cochabamba que lo dicho por Morales es una afirmación que se arrastra desde hace mucho tiempo.

"El hecho de hacer crecer con hormonas u otros productos a los animales que consumimos, genera alteración en nuestros niños, de manera que no es novedad; es información que no sólo ustedes (a los periodistas) mismos la han publicado sino que se las ha conocido por estudios científicos'', dijo Canelas.

"Lo que vamos a propugnar es que el consumidor tenga la oportunidad de comprar pollos de granja o que crecen de manera normal'', agregó.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios