América Latina

Costa Rica inaugura el nuevo Congreso de la era Laura Chinchilla

La presidenta electa de Costa Rica, Laura Chinchilla habla hoy, martes 20 de abril de 2010, durante una conferencia de prensa en el Aeropuerto Internacional Augusto César Sandino de Managua (Nicaragua).
La presidenta electa de Costa Rica, Laura Chinchilla habla hoy, martes 20 de abril de 2010, durante una conferencia de prensa en el Aeropuerto Internacional Augusto César Sandino de Managua (Nicaragua). EFE

Los 57 diputados de la nueva Asamblea Legislativa de Costa Rica para el periodo 2010-14 asumieron este sábado sus escaños, una semana antes de que lo haga la presidenta electa, la socialdemócrata Laura Chinchilla, con el foco en la seguridad y la modernización del país.

En el primer trámite de sus nuevas responsabilidades, los diputados eligieron a Luis Gerardo Villanueva, del Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata), como presidente de la Asamblea, que estuvo rodeada de fuertes medidas de seguridad para evitar que se acercaran los participantes en las manifestaciones del 1 de mayo.

Villanueva, abogado y diputado por tercera vez aunque no consecutiva obtuvo 36 votos -se le sumó uno nulo de la oposición-, 7 más de los que necesitaba para convertirse en el nuevo presidente, en el primer año, de esta Asamblea Legislativa y que podría llegar a ocupar la máxima magistratura del país en caso de ausencia de la presidenta o de sus dos vicepresidentes.

"Tenemos que ser participativos, tenemos que aportar en la discusión y lograr los acuerdos adecuados'', dijo el nuevo presidente de esta Asamblea unicameral, fiel al espíritu de concertación y de diálogo que ha querido inyectar en el panorama político la presidenta electa, que asumirá el poder el próximo 8 de mayo.

La vicepresidencia recayó en Annie Saborío Mora, también del PLN, y una de las 22 diputadas que se sientan en el nuevo Congreso costarricense, el séptimo del mundo con mayor número de mujeres.

En la agenda de la nueva legislatura no aparecen grandes temas, pero su foco deberá estar en asuntos como seguridad, proyectos sociales, infraestructura y modernización del país, sobre todo en lo que se refiere a la conocida 'tramitología' (burocracia), que dificulta y eterniza cualquier trámite tanto para particulares como empresas, como ha prometido Chinchilla.

También tendrán que votar, entre otros asuntos, los recién concluidos Acuerdos de Libre Comercio con China y Singapur.

Para el sociólogo Carlos Sojo, "lo más importante es lo que no está en la agenda'', como es la reforma fiscal, imprescindible para llevar a cabo el programa social y de seguridad que ha prometido la presidenta electa.

"La reforma fiscal es indispensable'', dijo a la AFP el sociólogo, quien cree que es necesario aumentar "por lo menos en 3 puntos la carga fiscal y que el país ha eludido hasta ahora''.

Los 57 diputados que este sábado asumieron sus labores para los próximos cuatro años fueron electos en los comicios del pasado 7 de febrero, junto con Chinchilla.

Aunque la primera mujer que ocupará la presidencia en Costa Rica obtuvo un apoyo mayoritario del electorado con el 47% de los votos, su partido, el PLN solo ha logrado 24 escaños en este Parlamento fuertemente atomizado.

Esta semana Chinchilla selló un acuerdo de gobernabilidad con el Movimiento Libertario (ML, derecha) para granjearse el apoyo de sus 9 diputados, en esta Asamblea en el que el Partido de Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda) con 11 escaños es la fuerza mayoritaria de oposición.

Los 6 diputados de la Unión Social Cristiana (PUSC, centroderecha), los 4 del Partido Accesibilidad Sin Exclusiones, un conglomerado que se mueve más por sus reclamos de mayores oportunidades para los discapacitados que por ideología política, y otros 3 de otras tantas agrupaciones minoritarias completan la nómina legislativa.

La aprobación de las leyes requieren 29 votos, pero aquellas que representan una modificación constitucional necesitan 38 votos, por lo que la negociación será una máxima en esta legislatura.

  Comentarios