América Latina

Evo Morales crea polémica en Bolivia con anuncio de posible tercer mandato

El presidente de Bolivia, Evo Morales, generó polémica el martes al abrir ante la televisión internacional la posibilidad de un tercer mandato y señalar que su segundo período entre 2010 y 2015 puede ser interpretado como el primero a la luz de la nueva Constitución.

"La Constitución política del Estado dice textualmente que se acepta una sola elección y una sola reelección. Esta mi gestión, es la primera gestión del Estado plurinacional" que sucedió en 2009 a la República, declaró el presidente Morales en una entrevista con la cadena internacional CNN en Estados Unidos.

Morales llegó al poder en 2006 con 54% de los votos y su segundo mandato de cinco años se inició en 2010 (tras ganar con 62% las elecciones).

La nueva Constitución, promulgada en febrero de 2009, autoriza una única reelección por cinco años, y el gobernante cree que su situación debe regirse por esa nueva norma. De interpretarse la ley como él sostiene, su gestión podría ir hasta 2020.

Para el analista Carlos Cordero, profesor de ciencias políticas en las universidades San Andrés y Católica de La Paz, no es "saludable" una nueva reelección de Morales.

"No es saludable para la democracia porque los gobernantes tienden a distanciarse de la realidad y se enamoran del poder y por eso la democracia establece mecanismos de renovación, pero si Morales va a la reelección estaría 14 años en el poder y generaría desconfianza, duda", dijo.

El senador opositor Bernard Gutiérrez (derecha) denunció que "existe un afán totalitario y para que el presidente pueda nuevamente lanzarse a una reelección el 2015 va a necesitar una reforma que acá (en el Congreso, de amplia mayoría oficialista) seguramente la va a tener".

En ese sentido, el sociólogo y consultor político Ricardo Paz advirtió que con la influencia que ejerce en los tres poderes del Estado, "o toma este rumbo de profundizar la democracia y ampliar la participación ciudadana o cae en la tentación autoritaria de tratar de construir un proyecto de poder excluyente".

Un proyecto que, según Paz, consistiría en convertir a su Movimiento al Socialismo (MAS), en un "partido hegemónico al estilo del PRI de México (en el poder entre 1929 y 1997), del Partido Colorado de Paraguay (seis décadas de gobierno)".

"Es una tentación que va a estar presente de una manera muy fuerte", afirmó.

La senadora de centro derecha Elizabet Reyes protestó porque Morales "quiere ser el único candidato, el único partido y la única visión de Bolivia, por eso a todo aquel que puede hacerle sombra en una elección, se lo va a encarcelar, se lo va a enjuiciar o se lo va a sacar del país".

Reyes hizo alusión a los procesos judiciales a los que están sometidos los ex presidentes conservadores Jorge Quiroga (2001-2002) y Carlos Mesa (2003-2005) y al ex candidato presidencial Manfred Reyes Villa, que huyó de un juicio rumbo a Estados Unidos.

"Deberá ser el pueblo el que favorezca con su apoyo, con su voto, la posibilidad de continuidad a las autoridades que están o que quieran plantearse a una única reelección permitida por la Constitución política del Estado", puntualizó el viceministro de Coordinación Gubernamental, Wilfredo Chávez.

En junio de 2009, Evo Morales, de 50 años, dijo estar en condiciones "de presentar un programa no sólo para cinco años sino para 50".

  Comentarios