América Latina

Acusan en Miami a ex jefe antidrogas de Bolivia

El ex general de la policía René Sanabria Oropeza, quien como zar antidrogas de Bolivia se preciaba de haber batido récord en la confiscación de cocaína así como del arresto de peligrosos narcotraficantes internacionales, fue notificado de cargos por tráfico de drogas en la corte federal de Miami.

Radicada bajo reserva desde mediados de diciembre del año pasado y revelada el viernes pasado, la acusación incluye la confiscación de casi medio millón de dólares en cuentas bancarias del HSBC en Estados Unidos a nombre de beneficiarios que sólo fueron identificados con sus iniciales.

Al ser arrestado en Panamá el jueves, Sanabria se desempeñaba como director del Centro de Inteligencia y Generación de Información (CIGEIN) del Ministerio de Interior.

Anteriormente había sido designado por el presidente Evo Morales como jefe de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico, la máxima autoridad en la guerra contra las drogas en Bolivia.

Sanabria fue acusado junto con el coronel de la policía de ese país, Milton Sánchez Pantoja, de proteger un cargamento de droga que fue enviado de Bolivia al puerto chileno de Arica por vía terrestre y de allí a Miami en barco.

Afirma la acusación que los 144 kilos de droga, camuflados en rocas de zinc, fueron despachados en septiembre del año pasado por la organización que dirige Marcelo Foronda Azero, también acusado en Miami.

La Administración Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) interceptó el contenedor y confiscó la droga el 29 de noviembre.

"Sanabria Oropeza y Sánchez Pantoja presuntamente acordaron suministrar protección al cargamento y garantizar que el contenedor con la cocaína pasara la frontera entre Bolivia y Chile sin que fuese incautado'', afirma la fiscalía federal de Miami.

Sanabria fue detenido en Panamá la semana pasada y enviado a Estados Unidos junto con Foronda Azero.

Foronda y Sánchez acordaron vender 100 kilos de cocaína a miembros de una organización de narcotraficantes colombianos en Miami, alega la fiscalía.

Como consecuencia de la operación de la DEA, en Bolivia fueron arrestados el mayor Edwin Raúl Oña Moncada y el capitán Franz Fernando Siles Ríos, a quienes autoridades de ese país identificaron como subalternos de Sanabria.

Las cuentas del HSBC y los montos que el gobierno de Estados Unidos ordenó incautar según la acusación, son los siguientes:

* H.K.O.E: $100,000

* TLI.EL: $258,555

* MDC.TC: $75,000

* DNS.T: $75,595

Los cuatro acusados tienen intereses en las cuentas y deberán entregar $560,000, que es el producto de lo obtenido por la actividad ilícita, agrega la acusación.

Aparentemente Sanabria no contaba con el respaldo de la DEA desde el 2006, cuando el organismo se opuso a su nombramiento como zar antidrogas. De hecho, algunos expertos atribuyeron la reducción de la ayuda de Estados Unidos a Bolivia para la lucha antinarcóticos a una represalia de Washington por no haber escogido al candidato de la DEA.

A finales del 2007 estalló una crisis entre los gobiernos de Bolivia y Estados Unidos cuando el presidente Morales expulsó a la DEA argumentando que el organismo anti-narcóticos desarrollaba operaciones de espionaje en ese país.

Un año después, Sanabria sostuvo que la salida de la DEA no afectó la eficiencia de la policía en la lucha contra las drogas manteniendo el mismo porcentaje de incautaciones de una tonelada y media de pasta base y clorhidrato de cocaína al mes.

La semana pasada algunos diarios de Bolivia citaron al viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, atribuyendo la operación contra Sanabria a una venganza de la DEA.

"Se lo han llevado los gringos a Estados Unidos. Este tema yo diría es un trabajo de la DEA americana, porque la DEA en Bolivia está dolida porque hemos tenido la suficiente capacidad y voluntad política de expulsarlos'', dijo Cáceres quien, sin embargo, lamentó el proceder de Sanabria.

  Comentarios