América Latina

Autoridades evitan saqueos en periferia de Buenos Aires

Un comité de coordinación de fuerzas policiales fue creado este jueves para prevenir intentos de pillajes en la superpoblada periferia de Buenos Aires y evitar la propagación de la violencia, luego de saqueos a raíz de una huelga policial en la provincia argentina de Córdoba.

La conformación del llamado Comando Preventivo de Operaciones en la periferia bonaerense “surgió luego de la situación que se dio en Córdoba y sólo tiene fines preventivos”, dijo el secretario de Seguridad, Sergio Berni, en declaraciones a la prensa.

Se trata de un “comando unificado con las policías provinciales y federales, para la coordinación de acciones en la provincia de Buenos Aires”, precisó.

En la periferia bonaerense recrudeció el alerta luego de los episodios de violencia la noche del martes en Córdoba, 700 km al noroeste, con un saldo de dos muertos y un centenar de heridos.

La ausencia policial en las calles de Córdoba donde unos 3.000 policías se habían autoacuartelado el martes por demandas salariales, desató una ola de saqueos y robos en tiendas y supermercados.

Según Berni, en los últimos días hubo en la periferia de Buenos Aires, “varios piquetes por falta de luz y salen los vándalos y oportunistas a sembrar el caos. Siempre estamos alertas por posibilidad de saqueos en esta época del año”.

Grandes sectores de numerosas localidades de la periferia bonaerense, donde viven 10 millones de personas, permanecen sin electricidad y sin agua corriente desde el lunes pasado, cuando un temporal con fuertes vientos provocó la caída de árboles y postes de luz.

Alejandro Granados, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, admitió a radio La Red que “hay amenazas de saqueos, están en las redes sociales” pero aseguró que “estamos alertas y con firmeza”.

“Siempre para fin de año se pone candente (la situación) pero la falta de luz y de agua en un sector muy grande del conurbano y el problema en Córdoba, han creado una situación especial”, admitió Granados.

  Comentarios