América Latina

Negociaciones en Cuba de las FARC y gobierno colombiano pausan después de ataque terrorista

Seis uniformados y dos civiles murieron este sábado en un ataque con explosivos a la pequeña población colombiana de Inzá (suroeste), atribuido a la guerrilla FARC, comprometida en una negociación de paz con el gobierno, informó el Ejército.

“En momentos en que la comunidad se encontraba preparándose y organizándose para sus actividades de mercado campesino (…), las FARC ubicaron un carro cargado con explosivos en el municipio de Inzá”, departamento del Cauca, señaló un comunicado de prensa.

El presidente Juan Manuel Santos calificó esa acción como “un ataque terrorista demencial”, y advirtió que la ofensiva de las tropas contra las FARC se mantendrá.

“Tenemos que seguir la ofensiva. No darle un minuto de tregua. La ofensiva militar se mantiene hasta el momento que si llegamos a un acuerdo (de paz con las FARC), ahí pensaríamos dar el paso al cese al fuego”, dijo Santos en una declaración pública tras reunirse con las autoridades de esa zona del país en Popayán, capital del departamento del Cauca.

“Si creen que nos vana a llevar a punta de atentados como este a un cese al fuego se equivocan”, le advirtió el mandatario a las FARC.

Desde hace un año, esa guerrilla y el gobierno de Santos (centroderecha) negocian en Cuba un acuerdo de paz sin que en Colombia las partes hayan cesado el enfrentamiento armado.

Santos se ha abstenido de aceptar un cese al fuego por considerar que ello le daría una “ventaja estratégica” a las FARC en la mesa de negociación de La Habana.

En el ataque dirigido al cuartelillo de Policía de Inzá, murió un mayor del Ejército, dos tenientes, un sargento, un soldado, un subteniente de la Policía y dos civiles, detalló el informe militar, que además indicó que resultaron heridos otros siete uniformados, sin precisar su estado.

La instalación policial, ubicada en un costado del parque central del poblado, quedó totalmente destruida y varias viviendas aledañas resultaron afectadas, constató un fotógrafo de la AFP.

“Con este hecho se demuestra claramente que las FARC, de manera sistemática, continúan cometiendo actos de terrorismo contra población civil, colocando en riesgo su vida”, agregó el comunicado oficial.

Según el Ejército, el ataque, perpetrado en las primeras horas del sábado, fue obra del sexto frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Santos ofreció una recompensa de hasta 30 millones de pesos (15,000 dólares) por información que conduzca a capturar a dos guerrilleros identificados por los alias de Dúber y Machoman, a los que se les atribuye la responsabilidad del ataque.

Por su parte, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, al visitar Inzá horas antes, ofreció otra recompensa de 50 millones de pesos (25,000 dólares), con el mismo propósito.

El comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez, a través de Twitter dijo: “Rechazo rotundamente atentado en el Cauca en el que perdieron la vida militares, policías y civiles. Estamos de luto”.

Inzá es un pequeño y apartado poblado rural ubicado en el conflictivo departamento del Cauca, donde las FARC tienen una fuerte presencia.

Las FARC, con entre 7,000 y 8,000 combatientes, es la principal guerrilla que opera en el país y la más antigua activa de América Latina, con cerca de medio siglo de lucha armada contra el Estado colombiano.

Actualmente esa guerrilla discute en Cuba con los delegados del gobierno colombiano sobre el problema de las drogas, que es el tercer punto de una agenda de cinco previamente concertada para negociar el fin del conflicto con las FARC.

Además de las FARC, en Colombia también actúa la guerrilla comunista Ejército de Liberación Nacional (ELN, 2,500 integrantes), pero pese a que ha expresado su decisión de también negociar con el gobierno, Santos hasta ahora no ha atendido esa solicitud.

  Comentarios