América Latina

Venezuela no ve a México como ‘competidor’ en el sector petrolero

El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, indicó este lunes que su país no ve a México como un “competidor” petrolero ante el proceso de privatización del sector que lleva adelante el Gobierno mexicano.

Venezuela “jamás” ha visto a México, que es al igual que el país caribeño un importante productor de petróleo en Latinoamérica, como un “competidor ni como un enemigo”, dijo Ramírez en rueda de prensa tras ser preguntado si temía que la reforma aprobada en el Congreso mexicano tuviera un impacto sobre las exportaciones venezolanas a Estados Unidos.

“México y Venezuela estamos hermanados no solamente por la historia, sino porque somos grandes productores de petróleo pesado prácticamente desde principios del siglo pasado”, señaló el también vicepresidente económico venezolano.

Tras negar cualquier mala relación, el ministro aseguró que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y su par Petróleos Mexicanos (Pemex) han establecido contactos para compartir tecnología y bienes y servicios.

“El tema político es decisión de cada quien, pero acá somos muy cuidadosos con el tema de la apertura porque fue en la apertura petrolera que aquí se intentó privatizar PDVSA”, añadió Ramírez.

Las cámaras de Diputados y de Senadores de México aprobaron la semana pasada en términos generales el proyecto de reforma energética que fue anunciado en agosto, con el apoyo del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), del conservador Partido Acción Nacional (PAN) y de otras fuerzas menores.

La propuesta busca abrir el sector energético de México a la iniciativa privada y terminar con el monopolio del Estado en la explotación del petróleo y del gas, que está vigente desde la expropiación petrolera de 1938.

“Nosotros no le decimos a nadie qué debe hacer. Solo decimos lo que aquí pasó. En esas reformas, Venezuela fue un territorio de ensayo de las trasnacionales”, afirmó Ramírez.

Según dijo, varios miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), como Argelia, han revertido las políticas para abrir la industria energética a la iniciativa privada, al juzgar que esa estrategia atenta contra la soberanía “de un recurso tan importante como el petrolero”.

“Nosotros tenemos nuestras profundas diferencias con las políticas de apertura porque aquí en el país ya demostraron las consecuencias que eso tiene”, señaló.

“Esperemos que a todos nuestros pueblos hermanos les vaya bien. A nosotros con el sistema que tenemos nos va bien, no necesitamos ninguna apertura”, agregó.

Venezuela, el país con las mayores reservadas probadas de crudo del mundo, exporta actualmente alrededor de 2.5 millones de barriles por día, alrededor de 1.2 de ellos a EEUU y 500,000 a China.

  Comentarios