América Latina

Autoridades mexicanas reportan robo de cuerpo de capo recientemente abatido

- Las autoridades mexicanas reportaron el robo del cuerpo de Gonzalo Inzunza, capo del poderoso cártel de Sinaloa liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien fue abatido el miércoles junto a otros cuatro delincuentes en un operativo militar en un puerto turístico de Sonora (noroeste).

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) indicó que Gonzalo Inzunza, un “fuerte operador de ‘El Chapo'” conocido como “El Macho Prieto”, fue abatido en el turístico puerto de Peñasco, pero “se presume que los presuntos delincuentes se llevaron el cuerpo sin vida”.

El titular de la CNS, Manuel Mondragón, dijo el jueves que cómplices del narcotraficante se habrían llevado el cadáver, pero gracias a las pruebas de ADN realizadas a los restos de sangre que quedaron en el lugar de los hechos se confirmó “en un 99%” que se trata del capo.

La CNS explicó en un comunicado que Inzunza, de 42 años, fue abatido en un operativo conjunto de la Procuraduría General, la Marina, la Secretaría de la Defensa, la Policía Federal y el gobierno de Sonora en el que participaron dos helicópteros tipo Black Hawk y en el que se decomisaron 14 fusiles de asalto, cuatro armas cortas, cinco granadas y 2.372 cartuchos de diferentes calibres, entre otros.

Inzunza, que tenía tres órdenes de aprehensión en México y por quien la fiscalía había ofrecido una recompensa de tres millones de pesos (unos 226,000 dólares), contaba con una orden de extradición por parte de Estados Unidos por delitos relacionados con tráfico de drogas.

Según la CNS, “El Macho Prieto” estableció su centro de operaciones en el puerto de Sonora, fronterizo con Estados Unidos, y tenía “una relación personal” con el considerado número dos del Cártel de Sinaloa, Ismael “Mayo” Zambada.

“Es muy importante el abatimiento de Gonzalo Inzunza (…) porque parece que tenía una jerarquía muy importante para el lavado de dinero y el movimiento de la mercancía hacia Estados Unidos”, dijo Raúl Benítez Manaut, investigador especializado en asuntos del narcotráfico de la pública Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El experto estima que tanto el cártel de Sinaloa como Los Zetas están tratando de tomar el control de Sonora, que actualmente es “como un estado vacío” de cárteles, por lo que “el gobierno está tratando de evitar que llegue ahí la violencia” con operativos como el del miércoles.

Este no es el primer caso de robo del cadáver de un capo. El año pasado, el cuerpo de Heriberto Lazcano, líder de Los Zetas, fue robado horas después de que fuera abatido por marinos.

  Comentarios