América Latina

Vargas Llosa pide desterrar la violencia en América Latina

El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa defendió el jueves que América Latina sea juzgada políticamente “no en función del ideal, sino de lo que ha sido y de lo que es”, y consideró que lo importante es “desterrar de una vez por todas la violencia” que tantos estragos ha causado en la región.

En una rueda de prensa con motivo de su visita a la región boliviana de Santa Cruz, el escritor peruano dijo que hay “progresos evidentes” si se compara la América Latina de hoy con la del pasado, pues ya no hay dictaduras militares y sólo queda Cuba, “un sistema que ha fracasado”, dijo.

“Tenemos gobiernos populistas”, precisó el escritor, quien mencionó a Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Venezuela, país este último que -dijo- “difícilmente puede ser modelo para nadie” debido a su disparada inflación, criminalidad y “la carestía que produce situaciones dramáticas para la vida diaria de los venezolanos”.

A su juicio, a Bolivia y Ecuador “les va mejor” porque las materias primas que producen tienen buenos precios en mercados internacionales y eso permite a sus gobiernos “mostrar éxitos” económicos.

Mencionó también el “dramático” caso de Nicaragua, gobernada por Daniel Ortega y donde “la cultura de la libertad se ha ido encogiendo terriblemente” y “las perspectivas de cambio no parecen inmediatas”.

De Argentina sostuvo que su gobierno populista “ha hecho mucho daño al país” pero “ha tocado fondo y no puede ir para peor”, por lo que su potencia “debería permitirle dejar atrás esta crisis terrible en la que se debate desde hace tantos años.

Frente a estos casos, el autor de La ciudad y los perros destacó el “progreso evidente” de Centroamérica y los casos de Chile, Perú y Colombia, que ”han optado por la democracia política, economías de mercado, creando una legislación que estimula la inversión, que atrae capitales“.

“Creo que a partir de este balance uno tiene más razones para ser optimista que pesimista respecto a América Latina”, argumentó.

La visita de Vargas Llosa a Bolivia, país en el que vivió durante su infancia, fue recibida con feroces críticas de las autoridades bolivianas, que consideraron su presencia como una maniobra de desprestigio del gobierno de Evo Morales.

El escritor opinó este jueves que “lo que está ocurriendo en Bolivia es una demostración de que ese camino es el equivocado”.

“Estatizando empresas, considerando a la empresa libre como la enemiga del pueblo, a lo que un país llega es a la ruina económica”, advirtió, y defendió que “el verdadero progreso, estable, duradero, se consigue a través de economías de mercado y democracias políticas”.

Para el premio Nobel, los gobiernos populistas “no lo ven porque no quieren verlo, porque tienen unas convicciones muy dogmáticas que quieren aplicar sobre la realidad negándose a aceptar los ejemplos de los fracasos sistemáticos de todos los intentos de aplicar el dirigismo, el colectivismo, el estatismo”.

  Comentarios