América Latina

El fin del conflicto armado aumentaría crecimiento de Colombia

El fin del conflicto armado en Colombia, eje de la campaña electoral para el balotaje de este domingo, aumentaría la tasa de crecimiento de un país lastrado por enfrentamientos con la guerrilla desde hace 50 años, según estudios que miden “el dividendo económico de la paz”.

“Si en Colombia termina el conflicto y cesa la violencia, muy rápidamente podríamos aumentar la tasa de crecimiento en dos puntos en un plazo de cinco años y de cuatro puntos más en 15 años”, dijo a la AFP el analista Jorge Alberto Restrepo, del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC).

Según la proyección de CERAC, realizada con la Oficina de las Naciones Unidas en Colombia, si el país andino hubiera firmado un acuerdo de paz con las guerrillas en las negociaciones de paz que emprendió el gobierno en 1984, el crecimiento de 4.3% registrado en el 2013 hubiera sido de 8.7%.

El presidente saliente Juan Manuel Santos, candidato a la reelección e impulsor del proceso de paz, que adelanta desde noviembre del 2012 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), insiste en el costo del conflicto para este país, donde un 30.6% de los 47 millones de habitantes vive por debajo de la línea de la pobreza.

Con el anuncio del gobierno el martes del inicio de negociaciones con la segunda rebelión activa, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la paz comienza a perfilarse como un escenario tangible.

“En ocho o nueve años podríamos estar viendo unos dividendos sustanciales de la finalización del conflicto”, dijo Restrepo, quien estima que Colombia ha perdido $4,650 millones por la violencia.

En mayo, el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, dijo en una entrevista con la AFP que la paz generaría un “dividendo económico” que podría sumar cerca de 2 puntos al Producto Interno Bruto (PIB).

“En vez de crecer 5%, como crecemos hoy anualmente, creceríamos 7%. Es un cálculo conservador de lo que podría llamarse el dividendo económico de la paz”, afirmó.

En el 2005, Cárdenas comparó el comportamiento de la economía colombiana entre 1950 y 1980 y en el periodo entre 1980 y el 2005 y concluyó que el aumento de la criminalidad había restado dos puntos al crecimiento anual.

Según un estudio publicado la semana pasada por la oficina estatal de planeación (DNP), de concretarse un acuerdo de paz, la economía de Colombia, además de sumar dos puntos a su crecimiento, reduciría el desempleo.

“Estimamos que se generarían aproximadamente 250,000 empleos y además nos permitirá ubicar esa tasa de empleo, que hoy en día ya tenemos alrededor de un dígito, en una cifra cercana al 7%”, dijo la directora del DNP, Tatyana Orozco de la Cruz.

  Comentarios