América Latina

Gobierno y FARC obligados a la paz

La reelección en Colombia del presidente Juan Manuel Santos compromete a todos los actores del conflicto con la paz, aseguró Jorge Torres, alias “Pablo Catatumbo”, uno de los dirigentes de la guerrilla de las FARC en los diálogos de paz en La Habana.

En diálogo con El Espectador, Catatumbo sostuvo que en la elección primó la opinión de quienes buscan una solución política al conflicto armado y un “anhelo de la gente por la paz -una paz incluyente, con cambios y con justicia social-, no la visión particular que sobre la paz pueda tener Santos”.

Agregó que el resultado electoral no solo implica un compromiso para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sino para todas las partes involucradas en el diálogo para poner fin a medio siglo de conflicto.

“Pero no en la manera como lo pretende mostrar el establecimiento, que es algo así como que a las mayorías nacionales ya ordenaron a las guerrillas su autoeliminación. No, no es esto. El mandato de la Nación es para lograr una paz con justicia social que sea cualitativamente distinta de todo lo que representa el actual régimen político”, expresó el vocero de las FARC, que es la principal guerrilla del país con 8,000 combatientes.

Santos (62 años), de centroderecha, quien fue reelegido con el apoyo de la izquierda, centró su campaña en la promesa de firmar un acuerdo de paz con las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN ) en su nuevo mandato (2014-2018).

Santos anunció a comienzos de junio el inicio de diálogos con el ELN, con unos 2,500 combatientes.

Las FARC y el gobierno colombiano iniciaron en noviembre del 2012 el diálogo de paz, que se desarrolla en La Habana.

Hasta el momento, han consensuado tres de los seis puntos de la agenda: reforma rural, participación política y drogas. Quedan pendientes la cuestión del abandono de las armas, de las víctimas y el mecanismo de refrendación de un eventual acuerdo.

Ambas partes avanzan en el punto de las víctimas del conflicto, y el vocero de las FARC dijo que ese punto “es un primer paso para la reconciliación”.

  Comentarios