América Latina

Las autoridades de Panamá confirman muerte de segunda holandesa

Las autoridades informaron el miércoles que nuevos restos óseos encontrados son de una segunda holandesa desaparecida en una zona montañosa de espesa vegetación en el occidente panameño, con lo cual confirman la muerte de las dos jóvenes cuya desaparición se había reportado.

El Ministerio Público informó en un comunicado que las pruebas de ADN realizadas a los restos óseos encontrados en un remoto paraje montañoso cerca de la frontera con Costa Rica arrojaron un resultado positivo y compatible con de la holandesa Kris Kremers.

Las autoridades ya habían confirmado el lunes que otros restos encontrados la semana pasada eran de Lissane Froon. Ambas jóvenes eran amigas y habían llegado a Panamá en marzo, a los pocos días se denunció su desaparición.

Previo a esa información, los familiares de Kremers, desaparecida junto a su amiga Lisanne Froon el pasado abril en Panamá, admitieron la muerte de ambas jóvenes holandesas en un comunicado difundido el miércoles.

“Hoy la familia de Kris Kremers ha tenido que enfrentarse a la dura noticia de que al parecer e igualmente que Lisanne, también Kris falleció durante su viaje a Panamá”, se indica en la nota, fechada en la ciudad holandesa de Amersfoort y entregada a los medios en la ciudad panameña de David.

“La segunda ronda de pruebas forenses el miárcoles en Panamá confirman el descubrimiento de ADN de la joven Kris Kremers” entre los restos humanos hallados recientemente, se asegura.

La semana pasada se encontraron unos restos óseos junto a algunas prendas de vestir en una zona selvática cercana a donde se vio la última vez con vida a las holandesas, en la localidad de Boquete, provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

“Es un capítulo muy oscuro en el que aún quedan muchas preguntas que ensombrecen el fatal desenlace de Kris y Lisanne. Solo hay una forma de encontrar respuestas para esta familia: continuar la búsqueda”, se señala en el comunicado emitido por la familia Kremers.

“Gracias al apoyo de muchas personas y a las donaciones (..) nos es posible seguir las investigaciones tanto tiempo como sea necesario hasta que encontremos una respuesta a lo que pasó en Panamá”, se agrega.

Los familiares solicitan “a los medios de comunicación respeto en su trabajo hacia todas las partes implicadas y, si es posible, cautela a la hora de publicar información para evitar el sufrimiento innecesario”.

La experta forense, Silvia de Vandel, dijo el lunes que los restos están “en un avanzando estado de descomposición”, por lo que era muy pronto para presumir la causa de la muerte y cuándo ocurrió.

  Comentarios