América Latina

Trasladan a líder de autodefensas a penal en norte de México

El líder de los autodefensas del estado mexicano de Michoacán José Manuel Mireles, arrestado el pasado viernes por el delito de porte de armas exclusivas del Ejército, fue trasladado a un penal de máxima seguridad en el norteño estado de Sonora, dijo el domingo su abogada.

“Trasladaron al doctor Mireles a un penal de Sonora con sus tres escoltas”, escribió en su cuenta de Twitter la abogada del dirigente, Talía Vázquez Alatorre.

Horas más tarde la jurista agregó “el doctor Mireles ya llegó a Sonora” y precisó que fue enviado al centro penitenciario federal número 11 “de máxima seguridad”, aunque aclaró que el dirigente “no ha sido consignado (recluido) aún”.

Mireles fue arrestado el viernes pasado junto con otras 82 personas por fuerzas federales en un operativo especial, acusado del delito de porte de armas de uso exclusivo del Ejército, y fue entregado a la fiscalía para rendir su declaración.

Vázquez Alatorre añadió que los escoltas de Mireles no llegaron a Sonora, aunque precisó que los demás detenidos serán enviados a un penal en el estado de Nayarit.

La abogada, que ha sido la única que ha informado sobre el paradero del dirigente de los autodefensas, denunció que tras la detención, el líder fue vendado de los ojos e incomunicado por más de 20 horas.

También señaló que había presentado una queja por la incomunicación de Mireles y nueve detenidos más, aunque aclaró que no fue recibida por nadie de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía).

Según fuentes del gobierno de Michoacán, todos los detenidos rindieron el sábado su declaración ante el Ministerio Público estatal, aunque debido a que son acusados de un delito federal todos fueron entregados a la Procuraduría General.

El arresto de Mireles y sus acompañantes provocó diversas protestas entre sus seguidores en la región de la costa del Pacífico, donde grupos bloquearon una carretera.

El líder de las autodefensas fue detenido en el poblado de La Mira, en el municipio de Lázaro Cárdenas, donde pretendía organizar a la población para enfrentar a la banda de narcotraficantes Los Caballeros Templarios.

Los civiles grupos de autodefensa surgieron en Michoacán en febrero del 2013, como una reacción de grupos civiles contra los abusos del cártel Los Caballeros Templarios y ante la incapacidad del gobierno estatal para garantizar la seguridad.

Ante el surgimiento de los grupos de autodefensa, el gobierno federal intervino en el estado y después de 15 meses convocó a estos civiles armados a incorporarse a una fuerza policial denominada “Fuerza Rural Estatal”.

Mireles, un médico que alcanzó notoriedad en el 2013 tras convertirse en el portavoz de las autodefensas, no se registró y continúo operando por su lado en distintos municipios de Michoacán por lo que fue detenido.

  Comentarios