América Latina

Argentina considera que ha cumplido con deuda reestructurada y rechaza presagios de default

Argentina estima que cumplió con los bonistas de su deuda reestructurada al depositar el dinero de una cuota que vencía el lunes, pero cuya ejecución fue frenada por un juez en Estados Unidos hasta que se resuelva un litigio ganado por fondos especulativos, dijo el jefe de gabiente, Jorge Capitanich.

La tercera economía de América latina está en riesgo de caer en una moratoria (default) si no alcanza un acuerdo con estos fondos que ganaron un juicio en Estados Unidos para que se les pague toda la deuda de 1,330 millones de dólares en efectivo.

Desde este lunes empieza la cuenta regresiva de 30 días de gracia para que el Gobierno peronista de centroizquierda de la presidenta Cristina Kirchner resuelva el litigio.

“Es necesario remarcar de modo enfático que aquí se pretende incluir un eufemismo denominado default técnico; es un verdadero eufemismo en virtud de que cuando un país paga y cumple sus obligaciones financieras, cumple”, dijo Capitanich en rueda de prensa.

Agregó que un juez no puede “alterar una relación de carácter contractual surgida en un prospecto que es un contrato entre las partes y que no fue objetada por la SEC”, indicó en referencia a la Exchange Commission estadounidense, reguladora de la bolsa en ese país.

Este lunes cae el primer vencimiento del pago de una cuota del bono Discount de los canjes (swaps) de 2005 y 2010 por unos 225 millones de dólares bajo legislación de Nueva York, cuya justicia dirime un litigio con grupos de inversores que rechazaron la reestructuración.

Capitanich agregó: “Nosotros transmitimos que los recursos del Estado nacional están depositados como corresponde (…) para estar a disposición de los acreedores que adhirieron voluntariamente al canje”.

En ese sentido, Caputanich precisó que hay bonistas que se adhirieron a canjes bajo la legislación de Nueva York y otros bajo la legislación argentina, y que eso es lo que se tiene que resolver próximamente.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció el jueves que Argentina realizó depósitos en diversos bancos para pagar bonos de su deuda reestructurada.

Sin embargo, no dispuso pagar a fondos especulativos que exigen el cobro integral de sus títulos, reclamo que amparado por un fallo tras ganar una demanda en la corte del juez neoyorquino Thomas Griesa en 2012, que fue convalidado por la Corte Suprema estadounidense hace dos semanas.

En una audiencia en Nueva York el viernes pasado, el juez Griesa impidió que Argentina realizara la operación de pago de la cuota a los bonistas al considerar “ilegal” el envío de dinero para ese fin, aunque no embargó los recursos ordenó su devolución al país sudamericano.

Los conflictos se remontan al default mayor de la historia declarado en 2001 por casi 100,000 millones de dólares durante la efímera presidencia de Adolfo Rodríguez Saá.

  Comentarios