América Latina

Argentina pide suspender sentencia para poder pagar la deuda

El gobierno argentino reiteró el lunes a Daniel Pollack, mediador en la negociación para el pago a fondos especulativos, la necesidad de una medida cautelar para que el país pueda cumplir las obligaciones con acreedores de deuda reestructurada.

En un comunicado emitido al término de la reunión del ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, con Pollack en Nueva York, el gobierno de la nación suramericana aseguró que el fallo del juez estadounidense, Thomas Griesa, sobre el litigio con fondos especulativos, hacen del pago de la deuda del país “de imposible cumplimiento”.

En la nota, asimismo, Argentina reitera “su voluntad de seguir dialogando” para “contemplar los intereses del 100% de los bonistas”, ya que el tribunal estadounidense, aplicando la medida de pago simultáneo o “pari passu”, bloqueó los depósitos del país a los bonistas que sí aceptaron las condiciones de reestructuración de deuda.

Según este comunicado, el “stay” o medida cautelar sería necesario “ya que el caso involucra no solo a los litigantes” (fondos especulativos), “sino que también se podría extender a todos aquellos bonos que no ingresaron a los canjes y que obstaculizaría el cobro a los tenedores de los canjes del 2005 y el 2010”.

Pollack, mediador designado por Griesa en el litigio entablado por fondos especulativos que le reclaman a Argentina el pago de $1,500 millones, sumados intereses, expresó que después de haberse reunido con ambas partes considera que “las discusiones han sido francas, los principales temas han sido identificados y las partes han mostrado su intención de seguir con estos encuentros”.

Según la orden del juez, Argentina tendría que pagar a los fondos el 30 de julio y, de suceder esto, se habilitaría a los tenedores de bonos reestructurados a hacer reclamos a Argentina, algo que aumentaría la deuda pública del país a aproximadamente $120,000 millones.

El mismo día de la reunión con el mediador, Argentino publicó un aviso legal dirigido a los tenedores de bonos de Estados Unidos, Inglaterra y Gales en el que notificó el cumplimiento “en tiempo y forma” del pago del vencimiento de intereses.

El jefe de Gabinete Jorge Capitanich explicó que el aviso apunta a que quede clara la voluntad de pago del gobierno y así “evitar maniobras de cualquier agente” externo que tienda a impedir el cobro.

Capitanich añadió que el juez Griesa “se excedió en el uso de sus atribuciones” cuando anuló el pago que Argentina debía realizar el 30 de junio a los tenedores de bonos reestructurados en canjes de deuda en el 2005 y el 2010.

Precisó que el magistrado estadounidense no puede afectar la transferencia respecto a eurobonos y aseguró que “no tiene ningún tipo de competencia para obstruir a terceros extranjeros en cumplimiento de obligaciones contractuales, ni jurisdicción para afectar títulos que se rigen por leyes de Inglaterra y Gales”.

En Montevideo, el Parlamento del Mercosur (Parlasur) aprobó el lunes una declaración de apoyo a Argentina en la que se expresó que el fallo del juez es “simplemente inaplicable” y criticaron que no tomara en cuenta que el 92% de los tenedores de bonos argentinos ya aceptó refinanciarlos.

“Los bonos especulativos promovieron la crisis sistémica en la economía mundial en 2008, a partir de la crisis del ‘subprime’ en Estados Unidos y ahora quieren poner a la Argentina de rodillas, con la anuencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos, para sacar hasta la última gota de sangre de su economía y del esfuerzo nacional para la producción de bienes y servicios necesarios para la vida de los argentinos”, agregó la declaración.

  Comentarios