América Latina

Arte urbano de Latinoamérica contra injusticias es exhibido en Argentina

Intervenciones artísticas realizadas en ciudades suramericanas durante las últimas dos décadas se exhiben ahora en “Acción urgente”, una original muestra recientemente inaugurada en Buenos Aires.

La exposición, que acoge la Fundación Proa, selecciona trabajos de 15 grupos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay que toman la ciudad como escenario y sostén de su producción para interpelar a la ciudadanía sobre la realidad política, social y económica.

La muestra se centra en agrupaciones y colectivos “que actúan en el espacio público desde los años noventa hasta la actualidad”, comenta a Efe la comisaria Cecilia Rabossi.

Problemáticas como los derechos de la mujer, la corrupción política, la impunidad, el racismo, el ecología y el indigenismo, entre otros temas, aparecen denunciados a través de fotografías, vídeos, objetos y actuaciones de estos grupos que “ocupan el espacio urbano e interpelan al transeúnte”.

“Todos trabajan en el espacio público y con la característica de ser interdisciplinario. En la mayoría de los casos se cruza gente de ciencias sociales con arquitectos y artistas, lo que genera una riqueza de miradas que golpea la situación gráfica y enriquece el acercamiento al problema”, explica Rabossi.

“Sin detenerse en la producción, se muestra una forma de utilización para ocupar el espacio urbano e interpelar al transeúnte”, agrega.

En la muestra puede verse el trabajo de agrupaciones que versan sobre cuestiones de género, como el caso de Mujeres Públicas (Argentina), Mujeres Artistas en Movimiento (Uruguay) y Mujeres Creando (Bolivia).

“También hay hechos puntuales de la realidad social que conforman al grupo como una reacción urgente. Eso se mantiene en el tiempo trabajando sobre otros asuntos, pero siempre con una relación con lo social muy fuerte”, añade Rabossi, quien destaca que, en estas manifestaciones artísticas, la creatividad está al servicio de las acciones y de la necesidad de reaccionar.

Los grupos, indica Rabossi, “son próximos a organizaciones políticas o comunitarias, son activistas o militantes pero siempre con acciones poéticas”, ya que “las formas de aproximación a una misma problemática son muy distintas”.

La despenalización del aborto y los derechos laborales de la mujer son parte de las temáticas vinculadas a la igualdad de género, pero no son las únicas relacionadas de algún modo con el feminismo.

“Las mujeres bolivianas no se consideran artistas, sino que son un movimiento social que actúan a través de la palabra y acciones callejeras en una sociedad con características muy machistas con la mujer, sobre todo la indígena”, ejemplifica Rabossi.

El racismo también es repudiado, a través de uno de los grupos brasileños que actuó a partir de la muerte de un joven a manos de la policía que lo consideró sospechoso por “ser negro”.

El Frente 3 de Fevereiro (Tres de Febrero en portugués), nombrado así por la fecha de la muerte del joven, cuestiona la idea de “democracia racial que se supone que se sostiene en Brasil”, agrega la comisario de la muestra.

“El grupo brasileño Contrafile en uno de los proyectos, que surge del trabajo directo con la comunidad de la zona este de San Pablo, trabaja sobre los elementos y las figuras de control en la sociedad”, señala también a modo de ejemplo.

Como cada intervención estuvo motivada por un contexto político puntual que provocó esa “acción urgente”, el desafío para la muestra reside en exhibir estas intervenciones artísticas en las salas de la Fundación Proa, casi recortados de su relación con la sociedad.

Pese a eso, Rabossi es optimista sobre el efecto de las obras frente a quienes visiten esta selección de acciones que, en su mayoría, fueron efímeras y rápidas.

“Lo que se ve son los registros de una acción que ya pasó, pero la idea es que el registro que no es la obra interpele y tenga nuevas relecturas”, concluye.

  Comentarios