América Latina

Cae en Colombia una red que construía ‘narcosubmarinos’

Una banda dedicada a construir “narcosubmarinos” para transportar cocaína a Honduras, Estados Unidos y Europa fue desarticulada en Colombia y sus integrantes, entre ellos “El Ingeniero”, considerado el cerebro de esta modalidad de camuflaje de droga, serán extraditados a Estados Unidos, informaron el jueves las autoridades.

Agentes de la Dirección de Investigación Criminal siguieron durante dos años los pasos de Alexander Giraldo Santa, alias “El Ingeniero” o “Chiqui”, a fin de desarticular la red y recabar pruebas contra sus colaboradores, todos al servicio del mafioso Clan Úsuga, indicó un comunicado de la Policía Nacional.

Santa, detenido en la ciudad de Cali, Departamento de Valle del Cauca, fabricaba desde el 2011 embarcaciones en fibra de vidrio con autonomía superior a 48 horas y capacidad para cuatro tripulantes, que podían llevar más de siete toneladas de droga, agregó el texto.

Los semisumergibles partían del Golfo de Urabá, ubicado en el Mar Caribe, al este de la frontera entre Panamá y Colombia.

La Policía dijo que, en dos años, tres de estos “narcosubmarinos” fueron interceptados en aguas internacionales por guardacostas de Estados Unidos y unas 22 toneladas de cocaína fueron decomisadas.

“El Ingeniero”, que usaba la identificación de un ciudadano caleño, se hacía pasar por propietario de varios lavaderos de automóviles en Bogotá y Cali, fachadas con las que blanqueaba el dinero que recibía por el envío de la droga, señaló el comunicado.

Otros tres cómplices de Santa fueron capturados por la policía. Uno de ellos, Diego Ernesto Obregón Caicedo, alias “Pampiro”, señalado de diseñar las piezas en madera de las naves, cayó en Buenaventura (Valle del Cauca).

En tanto, en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá fue detenido Jorge Alberto Enríquez Mantilla, alias “Panelita”, especialista en motores diésel y encargado de la parte mecánica, y en Necoclí (Antioquia, noroeste) se apresó a Manuel Antonio Barrera, alias “Longano”, quien conseguía los materiales y accesorios.

“La organización construía las naves en astilleros ubicados en áreas boscosas de Necoclí y Turbo (Antioquia). Luego las desplazaban a zonas costeras donde eran cargadas y entregadas a la tripulación, en su mayoría conformada por ciudadanos hondureños con experiencia en navegación. Los sumergibles llegaban hasta puntos determinados en el Caribe, en los que la droga era transbordada a lanchas rápidas que terminaban su recorrido en Norteamérica y Europa”, señaló el comunicado.

La Corte Federal en la Florida emitió orden de captura con fines de extradición, contra los cuatro integrantes de la red criminal, agregó.

  Comentarios