América Latina

Condecoran a brasileños que pelearon en la II Guerra Mundial

La presidenta brasileña Dilma Rousseff condecora a doce militares de su país que combatieron al lado de los aliados en la II Guerra Mundial. La ceremonia tuvo lugar en Brasilia.
La presidenta brasileña Dilma Rousseff condecora a doce militares de su país que combatieron al lado de los aliados en la II Guerra Mundial. La ceremonia tuvo lugar en Brasilia. EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, condecoró el viernes a 12 militares de su país que combatieron al lado de los aliados en la II Guerra Mundial, que acabó hace 70 años.

Rousseff entregó a los supervivientes del conflicto la Orden Nacional del Mérito, la mayor distinción del Estado, en una ceremonia realizada en el palacio presidencial de Planalto en Brasilia.

La jefa de Estado afirmó que los soldados brasileños lucharon “con coraje y patriotismo” y “contra la opresión”, y dijo que contribuyeron al fin de la contienda mundial y a “a plantar la semilla de un mundo más libre y democrático”.

Los militares condecorados formaban parte del contingente de 25,334 soldados de la Fuerza Expedicionaria Brasileña, unidad que combatió junto a los aliados en la campaña de expulsión de las fuerzas alemanas de Italia en el final de la guerra.

La mayor batalla en la que participaron los brasileños fue la de Monte Castello, librada entre noviembre de 1944 y febrero de 1945 en el norte de Italia.

Cerca de 450 soldados brasileños murieron en los combates, en los que se impusieron a las fuerzas alemanas.

Brasil declaró la guerra a los países del Eje en 1942, después de que submarinos alemanes hubieran torpedeado dos barcos del país suramericano, que entonces ya mantenía tratos con Estados Unidos para la instalación de bases militares de ese país en la costa brasileña.

La gran batalla

Monte Castello se encuentra en los Montes Apeninos del Norte, entre las regiones de Toscana y Emilia-Romagna.

La obstinada batalla duró tres meses. Seis ataques de los Aliados se lanzaron contra las fuerzas alemanas, cuatro de los cuales terminaron en fracasos estratégicos. Ambos contrincantes sufrieron fuertes bajas debido a diversos factores, incluuyendo las bajísimas temperaturas en las cuales tuvieron que combatir.

La fuerza expedicionario brasileña combatió bajo las órdenes del general norteamericano Mark Clark, quien era el comandante en jefe de las fuerzas Aliadas en Italia.

  Comentarios