América Latina

Ex reos de Guantánamo aceptarán ayuda de la ONU

El ex reo de Guantánamo Omar Abdelhadi Faraj bebe té a las afueras de la embajada de EEUU donde él y su compañeros protestaban.
El ex reo de Guantánamo Omar Abdelhadi Faraj bebe té a las afueras de la embajada de EEUU donde él y su compañeros protestaban. AP

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo el domingo que cinco ex reos del penal de Guantánamo acogidos en el país firmarán “en las próximas horas” un contrato de apoyo económico y vivienda con la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur).

“Se estaría firmando en las próximas horas el contrato de los ex presos de Guantánamo con el organismo correspondiente de Naciones Unidas”, expresó Vázquez en Montevideo a un grupo de periodistas.

Los sirios Ali Husein Shaaban, Abd al Hadi Omar Mahmoud Faraj y Ahmed Adnan Ahjam y el tunecino Abdul Bin Mohammed Ourgy iniciaron el pasado 24 de abril una protesta frente a la embajada de Estados Unidos en Montevideo para pedir a ese país “lo necesario para llevar una vida normal como seres humanos”, tras haber estado 13 años presos sin cargos, y reivindicar mejoras en su situación económica en Uruguay.

Tanto ellos como el sirio Jihad Ahmad Diyab se habían negado a firmar el documento que les entregó el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Seduh), en representación de la Acnur en Uruguay, por contener cosas “que no están claras”

La semana pasada, el canciller Rodolfo Nin Novoa dijo tener “serias expectativas” en que los cinco exprisioneros acepten el convenio presentado para su inserción en el país después de una serie de reuniones entre ellos, su abogado y un mediador dispuesto por el Gobierno.

“Tenemos serias expectativas de que, una vez revisado (por los ex reos) el documento que les presentó, pueda ser aceptado y, en algunos casos, modificado levemente, pero con la mejor intención de darle solución a los problemas que tienen”, afirmó Nin Novoa.

En diciembre pasado, seis exprisioneros de Guantánamo llegaron a Uruguay como parte del compromiso del entonces presidente uruguayo, José Mujica, de colaborar con su homólogo Barack Obama en el plan de cierre de ese penal para acusados de terrorismo, situado en la base que EEUU tiene en Cuba.

El sexto expresidiario, de origen palestino, ya firmó el acuerdo.

Por otra parte, el presidente Vázquez se refirió a la llegada, también como refugiados, de un nuevo contingente de familias sirias que huyen de la guerra de ese país, que se sumarían a los 42 ciudadanos sirios que arribaron al país en octubre del 2014 por decisión del Ejecutivo de Mujica (2010-2015).

“Se van a traer a través, si es que concretamos la venida, de un protocolo muy estudiado y muy preparado donde se contemplen distintos aspectos que hemos recogido por la experiencia que hemos vivido, para que las familias sirias vengan en las mejores condiciones”, señaló el mandatario.

Agregó además que el objetivo es que no se sientan “ni discriminadas ni separadas, para que puedan tener un país que sea su segunda casa pero que también la sociedad uruguaya conozca en profundidad y sepa de qué se trata este tema y como se van a tratar a estas familias que van a llevar creo, al Uruguay próximamente”, concluyó.

El pasado octubre el plan era recibir en febrero del 2015 a otras siete familias, aunque ese mes pasó y no llegó nadie más.

  Comentarios