América Latina

Contratista del Estado venezolano viajó con 90,000 euros, ahora no tiene dónde gastarlos

Un grupo de pasajeros espera en el aeropuerto de Buenos Aires en una foto de archivo del 2007.
Un grupo de pasajeros espera en el aeropuerto de Buenos Aires en una foto de archivo del 2007. AP

Una empresaria que tiene nexos con el régimen venezolano, y que se benefició de la adjudicación de contratos millonarios del Instituto Venezolano de Seguro Social (IVSS), salió del país a finales de marzo con un cargamento de billetes en la maleta. Para ser exactos, el patrimonio en efectivo sumaba 90,000 euros.

Su destino: Buenos Aires. Supuestamente llegaba a visitar a su hijo, antes de continuar su trayecto a España, según fuentes judiciales citadas por La Nación.


Pero en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, Isabel Rangel Baron no fue recibida con la alfombra roja que tal vez imaginó bajo sus pies.

La empresaria venezolana no declaró a las autoridades aduaneras la cantidad de divisas que abultaban su equipaje, y el monto máximo permitido para ingresar al país sin declarar es de $10,000. Consecuentemente, fue detenida.

Tras el sorpresivo hallazgo, a la copropietaria de un grupo de empresas supuestas a importar insumos médicos a Venezuela le dictaron, en Argentina, prohibición de salida y el dinero fue retenido bajo custodia del Banco Central, informóLa Nación, al destacar que el Ministerio Público decidirá si cometió un delito penal cambiario o hubo indicios de blanqueo de capitales.

El portal Runrunes dio a conocer que los contratos millonarios fueron adjudicados por la administración del general Carlos Rotondaro, destituido del IVSS en noviembre tras una década en el cargo.

En marzo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Rotondaro, entre otros ex funcionarios chavistas de gran relevancia, como parte del esfuerzo por “enfrentar la endémica corrupción y mala administración económica que se han convertido en las características que definen al régimen de Maduro”.

El manejo del Seguro Social por parte de Rontondaro ha sido criticado debido a la crisis sanitaria. En Venezuela hay una escasez severa de medicinas que ha disparado el índice de mortandad infantil.

A los investigadores argentinos les corresponderá determinar si el dinero que terminó en la aduana del aeropuerto estaba supuesto a comparar los medicamentos para los venezolanos que dependen de la seguridad social.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios