América Latina

Tras violentas protestas, saqueos y represión, Ortega revoca reforma de pensiones en Nicaragua

Un joven enarbola una pancarta en la rotonda Jean Paul Jennie, Managua, donde los manifestantes derribaron el sábado una estatua emblemática del régimen sandinista.
Un joven enarbola una pancarta en la rotonda Jean Paul Jennie, Managua, donde los manifestantes derribaron el sábado una estatua emblemática del régimen sandinista. AP

El domingo, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció la revocatoria de la reforma al seguro social, el detonante de la violenta ola de protestas que ha dejado al menos 27 muertos, incluyendo un periodista, más de un centenar de heridos y un número indeterminado de detenidos, mientras que los saqueos se intensificaban a nivel nacional.

En un encuentro con empresarios de zonas francas, Ortega dijo que el Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS) tomó la decisión “revocando la resolución anterior del 16 de abril pasado, que fue la que sirvió como detonante para que se iniciara toda esta situación”.

Según el mandatario, la revocatoria del decreto permitirá abrir el diálogo con los sectores que se lanzaron a las calles en contra de la medida, creada para restablecer el equilibrio financiero al INSS.

Los nicaragüenses comenzaron a sentir el domingo la escasez en varias ciudades tras los violentos saqueos a comercios, supermercados y tiendas de alimentos pequeñas, al verse obligados a hacer largas filas para adquirir productos.

Una situación similar ocurrió en las estaciones de gasolinas con filas de conductores esperando para poder abastecerse de combustible, mientras que en muchos lugares había comercios destruidos y hasta entidades gubernamentales incendiadas.

Giladelfo Alemán, ex corresponsal de la agencia de noticias AP, informó que la mayoría de los supermercados y negocios fueron saqueados y los mercados populares decidieron cerrar.

“Hay un saqueo general y la policía anda reprimiendo a los muchachos que están en las protestas. Esto ya se trata de un levantamiento de la población, liderada por los estudiantes, pidiendo la salida del poder de Daniel Ortega”, dijo a el Nuevo Herald en una entrevista telefónica el domingo.

Dijo que la información sobre lo que ocurre se conoce poco en el país centroamericano porque el régimen sandinista controla la mayoría de los medios de comunicación y “los medios de comunicación independientes fueron cerrados”.

Para reprimir las manifestaciones, el régimen lanzó el Ejército a las calles, afirmó Alemán.

Las protestas fueron lideradas en su mayoría por jóvenes estudiantes que afirman no estar involucrados en los saqueos.


Los manifestantes recibieron el respaldo de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que exigió a las autoridades escucharlos y buscar una pronta solución al conflicto y frenar la represión.

“Exhortamos a las autoridades del país a escuchar el grito de los jóvenes nicaragüenses y la voz de otros sectores que se han pronunciado al respecto de las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y derogar las reformas a las políticas de dicho Instituto”, dijo en un comunicado.

Rosa Ariana Cantillano, una estudiantes de Ciencias Políticas en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), con sede en Managua, dijo el domingo que entre 2,000 a 3,000 estudiantes se mantenían dentro de ese centro universitario como parte de las protestas y para evitar que la policía antimotines lo tome por asalto.

“Los estudiantes están pidiendo agua y alimentos para poder mantenerse allí. Las personas que viven en los sectores aledaños los ayudan haciendo barricadas”, dijo la estudiante a el Nuevo Herald.

En el día la violencia es menor, según Cantillano, pero en la noche aumenta porque todos se están uniendo a la lucha que según ella “ya no es una lucha política, sino una lucha social. Todas las clases sociales se están uniendo.

Bruno Baltodano, profesor de UPOLI y de la Florida SouthWestern State College en Fort Myers, Florida, denunció que los estudiantes del centro universitario nicaragüense fueron atacados primero por la Juventud Sandinista y después por la policía. Y están a la expectativa de que suceda “lo peor”.


“Se espera el avance del Ejército en unas 24 horas hacia el campus de UPOLI. Los estudiantes se encuentran sin electricidad ni agua. La situación se está poniendo critica y la posibilidad de mantener contacto con ellos por Facebook y WhatsApp se va minizando”, dijo el académico.

Hasta el momento, destacó el profesor, las autoridades no consideran la protesta de los estudiantes a nivel nacional como una manifestación legal, sino que los han calificado como grupos de violencia criminal y no están interesadas en propiciar un diálogo con ellos.

Ortega en un discurso el sábado afirmó que había integrantes de pandillas involucrados en las protestas y que eso fue detectado por la policía mediante antecedentes penales y por lo tanto “están criminalizando las manifestaciones”, una situación que dijo pone en riesgos a los mismos jóvenes estudiantes que se incorporan a las manifestaciones con “buenas intenciones”.



Denunció que esas presuntas pandillas están cobrando a la gente para dejarlos pasar por las zonas en protestas durante la noche y que “andan volando balas” con lo que arriesgan a la ciudadanía en general, además de saquear comercios y “sembrar la inestabilidad, el terror en todos los ciudadanos”.

Concluyó su discurso aseverando que estaba dispuesto a enviar representantes para que se reunieran con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Consep) para iniciar un diálogo sobre la reforma a la seguridad social y decidir si había que modificar el decreto o emitir uno nuevo.

Cantillano atribuyó los saqueos en muchas zonas de Managua a las “turbas sandinistas y los medios oficialistas están queriendo culpar a los jóvenes universitarios de los saqueos y no es así”.

“Los estudiantes están transmitiendo videos en vivo dentro de la UPOLI para que los ciudadanos vean que ellos están dentro de la universidad y no cometiendo actos de violencia en las calles”, informó.

Manifestaciones en Miami y Madrid

Los nicaragüenses en el exterior se han unido a sus compatriotas y realizaron protestas en Miami, Madrid y otras ciudades del mundo.

En el sur de la Florida, se manifestaron frente a la sede del Consulado General de Nicaragua en Miami portando banderas de su país y pancartas con lemas “Ortega-Murillo dejen de golpear y maltratar al pueblo inocente. No a la reforma”.

“Como nicaragüenses, todos aquí estamos apoyando contra la tiranía y el abuso contra nuestros hermanos nicaragüenses”, declaró Lesly Prado al canal 51 de la cadena Telemundo.

En Madrid, dos de los reconocidos escritores de Nicaragua, Sergio Ramírez y Gioconda Belli, se unieron a una manifestación de cerca de 200 personas para exigirle a Ortega, con quien compartieron funciones gubernamentales tras el triunfo de la revoución sandinista, el cese de la represión.

Ramírez, ex vicepresidente de Nicaragua y que recibirá el lunes el Premio Cervantes de las Letras españolas, dijo que “no podemos seguir aceptando que sigan asesinando a jóvenes en Nicaragua. Ya hemos pagado la cota de sangre suficiente”.

Los manifestantes mostraron pancartas con lemas “Repudio a la dictadura Ortega-Murillo” y “Daniel Ortega no nos representa”.

Gioconda Belli dijo “la gente se ha cansado de los abusos, de la falta de democracia y libertad y de que hayan tratado de convertir el país en un feudo”

Además de las protestas, varios gobiernos y personalidades se han manifestado también en contra del uso de la violencia contra los nicaragüenses.

“El gobierno de los Estados Unidos lamenta la pérdida de vidas y las lesiones sufridas en Nicaragua durante las protestas de sus ciudadanos”, dijo la portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Heather Nauert.

En un comunicado destacó que “condenamos la violencia y el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y otras personas contra los civiles que ejercen su derecho constitucional a la libertad de expresión y reunión”.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo: “En Nicaragua se está produciendo un atentado contra los derechos humanos por parte del gobierno de Daniel Ortega”.

Esta información fue complementada con información de agencias de noticias

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog.
  Comentarios