América Latina

Candidatos presidenciales admiten victoria de López Obrador en elección en México

José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de México por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), reconoció su derrota y deseó “el mejor de los éxitos” como presidente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador.
José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de México por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), reconoció su derrota y deseó “el mejor de los éxitos” como presidente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador. Foto: AP

José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de México por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), reconoció su derrota tras conocerse los sondeos a pie de urna y deseó “el mejor de los éxitos” como presidente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

“Reconozco que las tendencias de voto no nos favorecen”, aseguró en una rueda de prensa el candidato, quien añadió: “Habrá que reconocer que Andrés Manuel López Obrador es quien obtuvo la mayoría y tendrá la responsabilidad de conducir el Poder Ejecutivo”.

Meade, quien fuera secretario de Hacienda del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto hasta el pasado noviembre, deseó “todos los éxitos” a López Obrador por “el bien de México”.

De acuerdo con los primeros sondeos, López Obrador ganó las elecciones presidenciales con más del 40 % de los votos, mientras que Meade habría obtenido entre 22 % y 26 %.

El candidato oficialista, que hizo su anuncio pocos segundos después del cierre de los colegios electorales, agradeció el apoyo de sus votantes, del PRI y de Peña Nieto.

Asimismo, reivindicó que el PRI “va a entregar un país con una economía fuerte” y auguró que el país afrontará en los próximos años “grandes retos y grandes oportunidades” que deberán “capitalizarse con unidad”.

Es un hecho sin precedentes que el PRI, partido hegemónico en la política mexicana, haya reconocido de forma tan rápida su derrota en unas presidenciales.


A la alocución de Meade siguió la del candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, quien dijo que “según las encuestas y lo que nosotros estamos viendo también” el triunfo corresponde a López Obrador.

“Esto es solo un ejercicio democrático en que los mexicanos decidieron, y si los mexicanos decidieron seguir con la pata en el pescuezo yo lo respeto”, declaró.

Mientras, Ricardo Anaya, candidato a la Presidencia de México por el conservador Partido Acción Nacional (PAN), reconoció que el líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia de México y le deseó el “mayor de los éxitos”.

“Ninguna democracia funciona sin demócratas y, porque creo en la democracia y soy un demócrata, digo hoy ante los y las mexicanas que la información de los resultados con la que cuento me indica que la tendencia favorece a Andrés Manuel López Obrador”, dijo Anaya en un mensaje poco después del cierre de las urnas en todo el país.

El reconocimiento tan rápido de la derrota por parte de Anaya y del candidato del PRI (Partido Revolucionario Institucional), José Antonio Meade, en función de las tendencias de las encuestas a pie de urna, constituye un hecho sin precedentes en las elecciones mexicanas.

Igualmente confirma la validez de las encuestas de opinión que siempre daban una holgada victoria a López Obrador.

De acuerdo con sondeos a pie de urna y los primeros datos que arroja el Instituto Nacional Electoral (INE), López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha ganado la presidencia con una holgada diferencia de entre 15 y 20 puntos porcentuales frente a Anaya.

En tercer lugar se ubicaría José Antonio Meade, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien también admitió su derrota frente a López Obrador poco después del cierre de urnas en todo el país a las 20.00 hora local (01.00 GMT del lunes).

Recibido al grito de ¡Anaya, Anaya! en su sede de campaña de la Ciudad de México, el conservador explicó que habló por teléfono con el líder del izquierdista Morena para reconocer su triunfo.

“Le expreso mi felicitación y le deseo el mayor de los éxitos por el bien de México”, apuntó el candidato conservador, que en las encuestas durante la campaña electoral se ubicaba en segunda posición.

De igual manera, denunció que el Gobierno Federal “usó facciosamente” a la Fiscalía General y otras instituciones “para golpear mi campaña y lastimar mi candidatura”.

Anaya está siendo investigado por la Fiscalía General por supuesto lavado de dinero, en un ejercicio que muchos analistas, más allá de su veracidad, achacan a un uso político de las instituciones por parte del PRI.

“Si queremos que nuestro país sea verdaderamente democrático, esto no debe volver a suceder”, pero ello “no mancha” la victoria de López Obrador, apuntó.

Finalmente, afirmó que su partido hará oposición “firme y frontal” en los puntos en los que no coincida con la agenda política de López Obrador.

Y agradeció a la ciudadanía que depositó su voto en él y a los militantes de los tres partidos que conformaban la alianza que abanderaba, el PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano.

Este 1 de julio estaban llamados a las urnas unos 89 millones de mexicanos para elegir a más de 3.400 cargos públicos, entre ellos el presidente, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, diputados y senadores.

  Comentarios