América Latina

Ex asambleísta ecuatoriano relaciona misterioso tuit de Moreno con Correa

Fernando Balda, el político que puede llevar a la cárcel -o al exilio- al expresidente ecuatoriano Rafael Correa por intento de secuestro en 2012, habla con Efe este 19 de junio de 2018, en Quito (Ecuador).
Fernando Balda, el político que puede llevar a la cárcel -o al exilio- al expresidente ecuatoriano Rafael Correa por intento de secuestro en 2012, habla con Efe este 19 de junio de 2018, en Quito (Ecuador). EFE

El ex asambleísta ecuatoriano Fernando Balda, centro de una investigación por un intento de secuestro en su contra, relacionó el martes un misterioso tuit del presidente Lenín Moreno con el ex mandatario Rafael Correa, dejando entrever que lo estaría comparando con delincuentes de la talla de “El Chapo” y “Al Capone”.

En su intrigante e inexplicable mensaje, Moreno difundió el significado del término “pseudónimo”, y dice que se trata de un “nombre ficticio que usa un autor”.

Después de mencionar los de Neftalí Reyes (Pablo Neruda), Joaquín Salvador Lavado (Quino) y Lucila Godoy (Gabriela Mistral), recuerda que también recurren a pseudónimos “mafiosos y delincuentes” como el mexicano Joaquín Guzmán (“El Chapo”) y los estadounidenses Alphonse Gabriel Capone (“Al Capone”) y Charles Floyd (“Pretty Boy”).


Y sin precisar a quién se refiere, ni dar ninguna explicación, Moreno cierra su mensaje diciendo que también lo usa “Carlitos”.

Ha sido el ex asambleísta conservador quien ha asegurado que “Carlitos” es como era conocido Correa entre los que presuntamente ejecutaron el intento de secuestro en su contra en 2012, en una operación que él atribuye a los servicios secretos ecuatorianos en Colombia.

“En su versión, el autor confeso del secuestro a Fernando Balda, agente de inteligencia Raúl Chicaiza, confesó ante el Fiscal General que dentro de la operación criminal del secuestro, a Rafael Correa, entre ellos le llamaban ‘Carlitos'”, dice un mensaje del exasambleísta a periodistas.


Chicaiza, ex agente de Inteligencia de la Policía Nacional ecuatoriana, se ha acogido a la cooperación eficaz en la investigación que la Fiscalía General lleva a cabo del caso Balda, y en sus testimonios ha vinculado a Correa a la orden de secuestro de quien era uno de sus mayores críticos en la oposición conservadora.


Tras ser vinculado penalmente el 18 de junio, el ex mandatario ha violado la medida cautelar de presentarse ante la Corte Nacional de Justicia cada 15 días a partir del 2 de julio, por lo que Ecuador solicitó la semana pasada a la Interpol su arresto y extradición.

Correa dice ser blanco de un “complot político” de aquellos que se perjudicaron por su gestión en diez años de Gobierno.

  Comentarios