América Latina

Las algas invaden las costas de San Andrés en Colombia

Una embarcacion se abre paso el jueves en una playa invadida de algas en la isla de San Andrés, Colombia.
Una embarcacion se abre paso el jueves en una playa invadida de algas en la isla de San Andrés, Colombia. EFE

Una invasión de algas que llegó hasta las costas de la isla colombiana de San Andrés, en el mar Caribe, tiñó el jueves sus playas de color marrón y ha levantado las suspicacias de los habitantes y turistas de ese archipiélago.

La zona afectada ocupa la parte central de San Andrés y los expertos de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina) están investigando el origen y las posibles consecuencias que puede tener para la población y la fauna.

Según científicos de Coralina consultados por Efe, este fenómeno suele producirse todos los años en esta época si bien no con tanta cantidad.

En este sentido, explicaron que las algas no son perjudiciales para la salud ni producen ningún mal al medioambiente, aunque pueden provocar picazón en los bañistas en San Andrés, uno de los principales destinos turísticos de Colombia.

La llegada de estas algas en tanta cantidad podría deberse a diversos fenómenos meteorológicos que se han producido en los últimos días en el mar Caribe a la altura de México, según las fuentes consultadas.

Un miembro de la Defensa Civil de San Andrés comentó que “nunca se ha visto” una cantidad tan grande de algas en la isla, pese a que sí es habitual que en estas fechas lleguen hasta las playas talofitas que posteriormente son enterradas en la arena para completar el ciclo natural.

Este tipo de alga pertenece a la especie guirnalda y “sale solo en diciembre, procedente del triángulo de las Bermudas”, si bien se seca con rapidez y los vecinos la entierran en la playa, explicó Rosalía Rodríguez, habitante de la isla.

Rodríguez afirmó que teme que esta invasión afecte al turismo que es la industria fundamental del archipiélago y que ya se vio afectada notablemente durante agosto por el asalto que sufrieron dos turistas argentinos, uno de los cuales fue herido de bala.

Para evitar que los negocios locales se vean afectados, solicitó ayuda al Gobierno para que limpie las playas y recordó que estas algas “obstruyen las turbinas de las embarcaciones menores” y dificultan su navegación.

Precisamente una turista que llegó a San Andrés para disfrutar de sus paradisíacas playas, la colombiana Irene Casas, manifestó su “preocupación” por la llegada de estas algas ya que “no se puede bañar” y los visitantes están buscando alternativas a la arena.

“Esta es la primera vez que esto sucede en la isla”, opinó el sanandresano Antonio Galofre.

  Comentarios