América Latina

“Vamos a seguir en las calles”. Familiares piden libertad para presos en protestas contra Daniel Ortega

Un miembro del movimiento 19 de abril, durante una entrevista con Associated Press en Managua, Nicaragua.
Un miembro del movimiento 19 de abril, durante una entrevista con Associated Press en Managua, Nicaragua. AP

Familiares de detenidos durante las protestas antigubernamentales del fin de semana en Nicaragua, exigieron este lunes la liberación de sus seres queridos en las afueras de El Chipote, la cárcel de máxima seguridad en Managua donde se cree que los tienen detenidos.

Los 28 manifestantes fueron arrestados el sábado tras participar en protestas en todo el país. De ellos, 21 siguen presos.

A Byron Estrada, estudiante de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), lo arrestaron en la ciudad de León junto a seis de sus compañeros.

“‘Mami ya me voy, ¿dónde está el carro?’’, me preguntó. “Me dio un abrazo y él se montó. A los diez minutos completitos nos están avisando en la móvil que habían agarrado a mi chaval”, dijo Yesenia Estrada, la madre de Byron.

Byron Estrada
Byron Estrada, estudiante de odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, arrestado el 25 de agosto. Cortesía de Yesenia Estrada

Otra de las detenidas esa noche en León fue Victoria Obando, una estudiante de Comunicación de la UNAN, más conocida como “Pibecito Blue”. Obando es una activista de la comunidad LGBTI y una mujer transgénero.

La organización estudiantil Coalición Universitaria por la Democracia y la Justicia lanzó una petición en la página de internet change.org para la liberación de Victoria Obando y sus compañeros apresados en León; Byron Estrada, Luis Quiroz, Nahiroby Olivas, Maritza Mairena, Levis Rugama y Juan Pablo Alvarado.

“Demandamos respeto total a su integridad física y sicológica, a que se respete su identidad de género y exigimos su libertad y la de sus colegas de la CUDJ [Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia] de forma inmediata”, dijeron los estudiantes en la petición.

La protesta, que partió de la iglesia de San Sebastián en la ciudad de León a las cuatro de la tarde del sábado, terminó con un concierto y un baile folklórico en la noche. Estrada asistió con su hijo Byron y describió el acto político como algo pacífico.

“Los arrestaron”, dijo Estrada “porque ellos son los líderes del movimiento 19 de abril”. Ese movimiento estudiantil surgió como parte de las protestas en Nicaragua contra las reformas a la seguridad social en el país en abril pasado.

“Mi hijo no es ningún terrorista ni golpista como dice el gobierno de Daniel Ortega”, agregó.

WhatsApp Image 2018-08-27 at 8.21.37 PM.jpeg
Yesenia Estrada (derecha) espera junto a otras mujeres afuera de la cárcel de El Chipote a que le den información sobre su hijo, Byron Estrada, estudiante arrestado el 25 de agosto. Foto tomada el 27 de agosto de 2018. Cortesía de Yesenia Estrada.

Edipcia Dubón, ex diputada y otrora militante del Movimiento de Regeneración Sandinista (MRS), criticó con dureza “la política de detenciones”.

“El fin de semana el régimen realizó operaciones de detenciones arbitrarias dirigidas a desarticular el liderazgo de los jóvenes estudiantes de la coordinadora universitaria por la democracia y justicia en Chinandega, León, Carazo y Matagalpa. Pero el régimen no comprende que como bien dijo Mandela ‘...cuándo el agua ha empezado a hervir, apagar el fuego ya no sirve de nada...’”, dijo Dubón a el Nuevo Herald.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos se presentó el domingo en la cárcel del Chipote para conocer la situación de las personas arrestadas durante las protestas y exigió al estado nicaragüense respetar la libertad de expresión y el derecho a la protesta.

Marlin Sierra, directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), confirmó a medios locales que en el El Chipote se encontraban siete jóvenes universitarios detenidos la noche del sábado en la ciudad de León.

Sin embargo, las autoridades nicaragüenses no se han pronunciado sobre el paradero de los jóvenes ni los cargos que se les imputan. Según establece la ley en Nicaragua, la policía no puede detener a nadie durante más de 48 horas sin presentar cargos en su contra ante un juez.

Entre los detenidos del sábado en otras regiones del país también estaban una periodista de doble nacionalidad brasileña y americana que según la CIDH fue deportada a El Salvador, y el médico ginecólogo José Antonio Vázquez, que ya fue liberado.

“León no se va a callar, vamos a seguir en las calles hasta que nos entreguen a nuestros chavalos”, dijo Estrada.

Siga a Luis Antonio Hernández en Twitter en @LAHOM64.

  Comentarios