América Latina

Campesinos nicaragüenses no quieren el canal

Unos 500 campesinos del Pacífico sur de Nicaragua protestaron este viernes indignados contra las pretensiones de la concesionaria china HKND de expropiar sus pequeñas parcelas para iniciar la construcción de un canal interoceánico en diciembre próximo.

“Fuera China”, “No queremos chinos” en Nicaragua, exclamaron enojados los campesinos durante una manifestación frente a la alcaldía del municipio de Buenos Aires, en el departamento de Rivas (sur), ante una veintena de policías que intentaron disolver la protesta.

La marcha fue convocada por el presidente de la Fundación de Desarrollo Municipal de Rivas (Fundemur), Octavio Ortega, quien dijo a la AFP que un policía lo golpeó en el pecho cuando rompieron el cerco de seguridad que los agentes habían colocado alrededor de la comuna.

“Tuvimos un pleito con la policía porque no nos querían dejar pasar”, dijo Ortega, aunque aseguró que no hubo heridos ni detenidos.

En la marcha participaron hombres, mujeres y niños de al menos cinco comunidades del municipio de Buenos Aires, donde la empresa china inició un censo sobre los bienes y tierras que serán expropiados para ejecutar la obra, que comenzará con la construcción de un puerto en el litoral Pacífico.

“No queremos vender nuestras propiedades”, afirmó el líder de la protesta.

Los campesinos marcharon desde la comunidad de Tolesmayda hasta la cabecera municipal de Buenos Aires, del mismo nombre, para pedir a las autoridades que respeten sus propiedades.

Esta es la primera marcha de protesta que se realiza contra la empresa china HK Nicaragua Canal Development Investment (HKND), que el año pasado obtuvo del gobierno la concesión para abrir una vía interoceánica de 278 km de largo, valorada en $50,000 millones.

HKND comenzó en agosto a censar, con la custodia del ejército, las viviendas y terrenos que serán expropiados para construir el canal, que arrancará en la desembocadura del río Brito, en la costa del Pacífico, pasará por el Lago Cocibolca, la reserva de agua dulce más grande de Centroamérica, y terminará en la salida del río Punta Gorda, en el Caribe.

“Estamos totalmente opuestos al proyecto porque nos vamos a quedar sin el lago” Cocibolca y “quieren desalojarnos de las propiedades”, indicó Ortega.

“Aquí los chinos ya pasaron midiendo y yo les dije: ‘¿Y no es que el Canal es solo de quinientos metros de ancho? ¿Por qué andan midiendo como cincuenta kilómetros?'”, dijo a la prensa Jacinto Gutiérrez.

HKND realizará las expropiaciones con el apoyo de la Procuraría y jueces.

La protesta fue minimizada por un representante de la Comisión del Gran Canal, Telémaco Talavera, quien consideró que la “gente va a terminar apoyando” el proyecto.

  Comentarios