América Latina

Países caribeños toman partido en crisis en Venezuela

Líderes mundiales reconocen a Guaidó como presidente de Venezuela

Líderes de países como Colombia, Brasil, Perú, Canadá, Ecuador o Chile mostraron su apoyo al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente de su país el 23 de enero de 2019.
Up Next
Líderes de países como Colombia, Brasil, Perú, Canadá, Ecuador o Chile mostraron su apoyo al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente de su país el 23 de enero de 2019.

Varios líderes caribeños están criticando duramente al gobierno del presidente Trump por interferir en Venezuela, y el primer ministro de San Vicente y las Granadinas acusó a Estados Unidos de “llevar a cabo un golpe de estado”. Por su parte, Antigua y Barbuda calificó de “atrevido cambio de régimen” el reconocimiento del líder opositor Juan Guaidó por parte de Estados Unidos.

“La mayoría de los países del Caricom no aceptan a Juan Guaidó como el presidente interino”, dijo Gaston Browne, primer ministro de Antigua, al Miami Herald, refiriéndose a la Comunidad del Caribe, integrada por 15 países. “De hecho, creemos que es un precedente extremadamente peligroso... sin base jurídica alguna, sin un respaldo constitucional, sin apoyo del Derecho internacional y una verdadera afrenta a la democracia en la región”.

La fuerte postura de Browne, junto con la del primer ministro Ralph Gonsalves, de San Vicente y las Granadinas, se plantea en momentos que la crisis política en Venezuela se profundiza y el enfrentamiento entre Maduro y Trump obliga a muchos países a tomar partido. Se espera que el sábado el secretario de de Estado, Mike Pompeo, se dirija al Consejo de Seguridad de la ONU tras solicitar una reunión pública sobre la crisis.

Pompeo ordenó esta semana a todo el personal diplomático estadounidense no esencial que saliera de Venezuela. A medida que la noticia comenzó a llegar a Caracas, líderes de la Comunidad del Caribe sostuvieron una videoconferencia para formular una declaración de condena a los recientes acontecimientos. Entre los países ausentes estuvo Haití, que ese mismo día reconoció a Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela en una declaración de la Organización de los Estados Americanos.

“El apoyo que dimos ayer a la Declaración de la OEA es coherente con nuestra posición del 10 de enero”, dijo el canciller haitiano, Edmond Bocchit, al Miami Herald.

Haití, aliado de Venezuela desde hace muchos años, rompió con Maduro este mes cuando cedió a la presión estadounidense y se unió a Estados Unidos, Canadá, Colombia y otros países en condenar públicamente a Maduro el comenzar otro período presidencial de seis años. Un total de 19 países de la OEA votaron “no reconocer la legitimidad” de Maduro, quien ha sido acusado de orquestar unas elecciones amañadas. Maduro fue declarado ganador por el Consejo Nacional Electoral, controlado por el régimen.

Otros cuatro países del Caricom también han rechazado a Maduro. Pero dos de ellos, Santa Lucía y Jamaica, cambiaron de postura sobre Maduro y firmaron una declaración de la organización en que expresan preocupación sobre “la creciente volatilidad de la situación provocada por acontecimientos recientes” y reiteraron el principio del bloque de no interferencia y no intervención en los asuntos de naciones soberanas.

La declaración fue firmada por 12 de 15 países; Haití, Guyana y las Bahamas no firmaron. Las Bahamas ha indicado que reconocerá a Guaidó y Guyana no tomó partido.

“Pobre Haití. No pueden soportar la presión”, dijo Gonsalves, quien desde hace mucho ha sido un partidario de Venezuela. “El presidente de Haití desea la protección de Estados Unidos. Eso es todo. Este individuo llegó a la presidencia sin preparación alguna”.

Browne, quien calificó la declaración de “tímida” y cree que el grupo debió expresar su postura con mayor fuerza, dijo que muchos de los líderes del bloque tienen temor.

“El temor no debe imponerse a los principios”, dijo. “Como pequeñas islas-estados, debemos seguir respetando varios principios, el principio de no interferencia, de no intervención, así como respetar a los estados soberanos.... Si vamos a seguir aprobando esos excesos de naciones poderosas, entonces el ciclo continuará.

“De hecho, quizás veamos intervenciones más audaces en otros países del Caribe porque me parece que ese es el estándar que estamos fijando ahora es, ‘Si no está de acuerdo con un régimen y tiene suficiente poder, puede literalmente nombrar un líder’. No puede entender que alguien apoye ese principio”, agregó. “Con esto nadie sale ganando”.

Aunque el comunicado del Caricom no hizo referencia a ninguno de los líderes por su nombre, no deja duda de que las naciones caribeñas están en desacuerdo en la forma en que el presidente Trump y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, han manejado la crisis política en Venezuela. Y los acontecimientos recientes la han exacerbado, indica la declaración, a la vez que exhorta “a las fuerzas externas a no hacer nada que pueda desestabilizar la situación”.

“A nadie le gusta lo que está ocurriendo en Venezuela”, dijo Gonsalves, y agregó que una escalada de la violencia significaría más dolor y sufrimiento para el pueblo venezolano.

La Comunidad del Caribe, dijo, no sólo ofrece sus “buenos oficios para ayudar con paz y diálogo”, sino que quiere acercarse a la PNU porque “estamos hartos de la OEA y de Almagro”.

“Los estadounidenses están llevando a cabo un golpe de estado en la forma en que están organizando y manipulando a organizaciones internacionales”, dijo Gonsalves, citando específicamente a la OEA. “Cometen un error en ir al Consejo de Seguridad mañana, los estadounidenses, porque los van a criticar mucho”.

  Comentarios