América Latina

La Fiscalía acusa a Temer de liderar organización criminal en Brasil

PETER PRENGAMAN ASSOCIATED PRESS

Lula da Silva es condenado a prisión por corrupción

El ex presidente de Brasil, Lula da Silva es condenado a 9 años de prisión por cargos de corrupción.
Up Next
El ex presidente de Brasil, Lula da Silva es condenado a 9 años de prisión por cargos de corrupción.

La Fiscalía acusó al ex presidente brasileño Michel Temer, arrestado este jueves en el marco de la Operación Lava Jato, de ser el principal líder de una organización criminal que incurrió en los crímenes de corrupción, peculado y lavado de dinero.

El Ministerio Público, en un comunicado en el que justificó su decisión de pedir la detención de ocho personas, entre las cuales está el ex gobernante, aseguró que el grupo liderado por Temer se benefició de sobornos pagados por empresarios que se adjudicaron irregularmente contratos con la estatal Eletronuclear.

“En la presente investigación son verificados crímenes de corrupción, peculado y lavado de dinero, por los posibles pagos ilícitos hechos por José Antunes Sobrinho (propietario de la empresa Engevix) al grupo criminal liderado por Michel Temer, así como de los posibles desvíos de recursos de Eletronuclear”, según el comunicado de la Fiscalía.

El juez séptimo federal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas, que aceptó la denuncia del Ministerio Público y ordenó los arrestos, agregó en su sentencia que “Michel Temer es el líder de la organización criminal aquí referida y el principal responsable por los actos de corrupción aquí descritos”.

El juez también ordenó la detención del ex ministro Wellington Moreira Franco, un importante colaborador y correligionario de Temer en el partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), así como del coronel de la reserva Joao Baptista Lima Filho, amigo personal del ex presidente, y de su esposa, María Rita Fratezi.

Las otras órdenes de detención provisional (sin plazo para la liberación de los arrestados) fueron dictadas contra Carlos Alberto Costa, Carlos Alberto Costa Filho, Vanderlei de Natale e Carlos Alberto Montenegro Gallo.

El juez también expidió órdenes de detención temporal (por menos de una semana) contra Rodrigo Castro Alves Neves y Carlos Jorge Zimmermann, así como de registro en las residencias y las empresas de todos los investigados y en la casa de Maristela Temer, una de las hijas del ex mandatario.

La investigación en este caso se basó en la denuncia hecha por el propietario de la empresa Engevix, José Antunes Sobrinho, que aceptó colaborar con la Justicia y delatar a sus cómplices en diferentes corruptelas a cambio de la reducción de sus condenas.

El empresario aseguró que, a petición de Joao Baptista Lima Filho, pagó sobornos para adjudicarse un contrato en la construcción de la central nuclear Angra 3, y que estos pagos para favorecer a líderes del MDB eran de conocimiento de Temer y de Moreira Franco.

De acuerdo con la Fiscalía, en la investigación “fue identificada una organización criminal que actuó en la construcción de la central nuclear Angra 3 y que practicó los crímenes de cartel, corrupción activa y pasiva, lavado de capitales y fraudes a licitación”.

El comunicado agregó que algunos de los vinculados a esta investigación, como dirigentes de la Eletronuclear y el propio Antunes Sobrinho, ya fueron condenados.

Según la Fiscalía, una de las empresas que se adjudicó uno de los contratos irregulares de Eletrobras “cuenta con la participación de las empresas AF Consult Ltd y de Argeplan”, que, conforme revelaron las investigaciones, está vinculada a Michel Temer y a Lima Filho.

El Ministerio Público agregó que, como ninguna de estas dos empresas tenía capacidad para cumplir los contratos, subcontrataron a Engevix a cambio de que el propietario de esta última “pagara un soborno en beneficio de Michel Temer”.

“El soborno fue pagado a finales de 2014 con transferencias sumando 1.091.000 reales (unos 287.105 dólares) a la empresa PDA Projeto e Direcao Arquitetonica, controlada por Lima Filho”, agrega el comunicado.

Temer se convirtió en el segundo jefe de Estado en ser detenido en Brasil por casos vinculados al Java Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil y que destapó gigantescos desvíos a la petrolera Petrobras, ya que Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) cumple desde abril del año pasado dos condenadas de 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

  Comentarios