América Latina

Migrantes de al menos 20 países esperan “salvoconducto” en el sur de México

Los migrantes centroamericanos, parte de la caravana que espera llegar a la frontera con los Estados Unidos. (Archivo)
Los migrantes centroamericanos, parte de la caravana que espera llegar a la frontera con los Estados Unidos. (Archivo) AP Photo

Miles de migrantes de varias nacionalidades pernoctan en estaciones migratorias en la ciudad fronteriza de Tapachula, estado mexicano de Chiapas, en espera de que las autoridades les otorguen un salvoconducto que les permita pasar por suelo mexicano para poder ingresar a Estados Unidos.

Entre ellos hay más de 500 africanos que acampan en las inmediaciones de la estación Siglo XXI del Instituto Nacional de Migración, aguardando ser atendidos.


Al igual que estos migrantes que hoy cumplen 15 días de haber ingresado a esta ciudad fronteriza mexicana procedentes de República Democrática del Congo, Angola o Camerún, principalmente, también esperan unos 2.000 migrantes de India, Haití, Cuba y otros países, que representan al menos 20 nacionalidades.

Todos ellos viven en incertidumbre de que las autoridades migratorias les expidan el permiso que les permita recorrer territorio mexicano hacia la frontera norte rumbo a Estados Unidos.


Son familias completas que han decidido abandonar sus países huyendo de la pobreza y la violencia, incluyendo mujeres embarazadas y otras más con sus bebés en brazos.

Se les observa cansados luego de recorrer ya numerosos países desde que salieran de sus lugares de origen y atravesar casi toda Latinoamérica hasta arribar a la estación migratoria Siglo XXI.


Afuera de la estación se han colocado una decena de letrinas, pese a lo cual el lugar ya se observa insalubre. Los niños lloran y sus padres claman al Gobierno mexicano que los dejen pasar, ya que ellos no piensan quedarse México sino que su meta es el sueño americano.


Michee Nikumu dijo a Efe que es de la República Democrática del Congo y que viaja con su esposa embarazada y su hijo, quienes están sufriendo hambre y sed al no tener nada de dinero, además de que se han enfermado de fiebre y diarrea. En el caso de la mujer su salud es delicada pues padece de infecciones urinarias y su embarazo es de alto riesgo.

Indicó que primero llegaron a Cuba luego de que salieron de su país, y luego recorrieron Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala para llegar a México.

Los migrantes informaron que el miércoles personal del Instituto Nacional de Migración hizo un prerregistro de quienes buscan el salvoconducto, pero hasta el momento siguen sin respuesta. También señalaron que han sido objeto de discriminación.

  Comentarios