América Latina

Cuba responde a Estados Unidos por sanción a su compañía petrolera

El Gobierno de Cuba criticó este miércoles la imposición de nuevas medidas “unilaterales y violatorias” del derecho internacional por parte de Estados Unidos para reforzar su embargo económico contra la isla, tras las sanciones anunciadas contra la empresa estatal Cubametales por importar crudo venezolano.

“Nuestras leyes no reconocen las medidas unilaterales y violatorias del Derecho Internacional que #EEUU quiere imponer para recrudecer el bloqueo a #Cuba”, escribió el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter con las etiquetas “#NoALaLeyGarrote #NoMasBloqueo #SomosCuba #SomosContinuidad”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez, dijo que “#EEUU no tiene derecho a imponer medidas unilaterales a entidades cubanas o de país alguno que comercien con #Venezuela” en un mensaje divulgado en la misma red social.

“Es una violación del Derecho Internacional, de las normas que rigen el comercio y un ataque a las relaciones entre Estados soberanos”, sostuvo el canciller cubano en el mismo tuit.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la imposición de sanciones a la empresa estatal cubana Cubametales por “su continuada importación de crudo venezolano y apoyo al Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro”.

Cubametales es responsable de garantizar el total de las importaciones y exportaciones de combustibles desde y hacia Cuba, según el Gobierno de Washington.

Como consecuencia de la medida estadounidense quedarían congelados los activos que la empresa cubana pueda tener bajo jurisdicción estadounidense y prohibidas sus transacciones financieras con entidades estadounidenses.


El Departamento del Tesoro de Washington alegô que desde enero de 2019, cuando anunció sanciones contra la también estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), Cubametales y otras entidades cubanas han seguido respaldando a Maduro a través de encargos de crudo desde Venezuela.

“Maduro se apoya en Cuba para mantenerse en el poder, comprando equipación militar y de inteligencia a cambio de petróleo”, indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.

La actual administración estadounidense, liderada por el republicano Donald Trump, aplica desde hace décadas un embargo económico, comercial y financiero contra Cuba, y más recientemente también impone sanciones al gobierno de Venezuela, principal aliado de la isla en América Latina.


Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, Trump ha revertido el acercamiento a Cuba que había impulsado su antecesor, Barack Obama, y ha endurecido la política hacia la isla.

Ese retroceso ha supuesto medidas como la reducción del personal diplomático en la embajada de EE.UU. en La Habana, la activación del título III de la ley Helms-Burton que permite demandas en cortes de ese país por expropiaciones tras la Revolución de 1959, la prohibición de los viajes de cruceros, más restricciones a las visitas de los estadounidenses.

A ellas se sumó el pasado junio la inclusión de Cuba en una “lista negra” de países que los Estados Unidos considera que no hacen lo suficiente para combatir el tráfico de personas.

  Comentarios