América Latina

Luna de miel termina en el cráter de un volcán caribeño, pero no por aventura romántica

Acaimie Chastain habla sobre el accidente junto a su marido Clayton Chastain
Acaimie Chastain habla sobre el accidente junto a su marido Clayton Chastain Special for the Miami Herald

Cuando comenzó su luna de miel en St. Kitts, Acaimie Chastain le tenía miedo a las alturas.

Pero pronto tuvo que enfrentar ese miedo cuando descendió al cráter de un volcán inactivo para rescatar a su marido, Clayton Chastain, quien se había caído por el volcán, tenía una severa contusión y no sabía ni dónde estaba.

“Así que lo mire y le dije ‘Vamos a tener que trepar’ ”, dijo Acaimie de 25 años, quien tuvo que arrastrarlo hasta el borde de la montaña a un lugar donde pudiera tener servicio en su celular para llamar al 911. “Vas a tener que ayudarme a subir y salir de aquí dentro”.

Comenzó a pedir ayuda a gritos en un sendero vacío y apartado mientras Clayton vomitaba sangre cada 10 minutos. Acaimie, que mide 5 pies con dos pulgadas, tuvo que empujar y arrastrar a su marido de 5 pies y 10 pulgadas a través de la maleza durante tres horas.

Los recién casados estaban haciendo montañismo el 17 de julio en Mount Liamuiga, tomando fotos y disfrutando del paisaje a la vez desértico y montañoso. Clayton decidió asomarse al cráter mientras que ella se quedó atrás. Utilizando sogas para asegurarse, poco a poco fue descendiendo la ladera del cráter que tenía un declive de 60 grados.

Pero algo sucedió y acabó en el fondo del cráter. Una caída de 50 a 70 pies.

“Lo próximo de lo que me doy cuenta es que estoy sentado en el suelo con la cabeza entre mis piernas vomitando sangre y mi camisa también estaba empapada de sangre”, explicó Clayton quien dijo no acordarse de cómo llegó allí.

Fuera del cráter Acaime escuchó los gritos débiles de su marido pidiendo ayuda. Se asomó y comenzó a bajar por el cráter siguiendo su voz. Cuando lo encontró estaba tan desorientado que parecía como si estuviera borracho, contó ella.

“Todo el tiempo lo único que me preguntaba era ‘¿dónde estamos?’”, dijo la esposa, casi llorando, mientras recordaba el tormento por el que habían pasado aquel viernes. “Realmente me asusté mucho cuando vi que él no sabía lo que estaba pasando. Y entonces le dije ‘Vamos a tener que seguir subiendo’ ”.

Clayton cree que lo que sucedió fue que la soga se partió, aunque nunca sabrá a ciencia cierta qué fue lo que sucedió.

Cuando la ambulancia finalmente llegó, los llevó hasta Joseph N. France General Hospital, uno de los hospitales de la isla caribeña. La ambulancia iba volando, a 70 y 80 millas por hora, pasando a otros carros.

Pero en ese pequeño hospital Clayton recibió un diagnóstico equivocado.

Se dieron cuenta de que tenían que regresar a Estados Unidos de manera que la pareja pagó por una ambulancia aérea privado que los trajo de St. Kitts hasta Broward Health Medical Center, en donde el viernes llevaron a cabo una conferencia de prensa para contar su historia.

En Broward Health los médicos descubrieron que Clayton tenía fracturada la segunda vértebra de la espina dorsal, en la base del cráneo. El fluido espinal estaba ya pasando a sus senos paranasales.

Según Maxine Hamilton, director médico del programa internacional de Broward Health, se espera que pueda recuperarse de sus lesiones. Será dado de alta “lo antes posible” y entonces la pareja podrá regresar a su hogar en Indianápolis.

Traerlos a Estados Unidos en ambulancia no estaba cubierto por su seguro. La hermana de Acaimie, Sabrina Catron, comenzó una campaña de GoFundMe para ayudarlos. Pudieron recaudar casi $36,000 en seis días. Más de 370 personas donaron para ayudar con los gastos de la ambulancia aérea y los costos médicos.

“Estamos tan agradecidos de todo el apoyo que hemos recibido. Ha sido muy emocionante”, dijo Acaimie.

The newlyweds were hiking on St. Kitts in the Caribbean when the husband fell into a dormant volcano.

  Comentarios