América Latina

Cruz Roja guía a través de WhatsApp a migrantes centroamericanos en su travesía

La mayoría de los migrantes subsiste gracias a la caridad de voluntarios

El último puesto fronterizo entre México y Estados Unidos vive desde hace semanas una crisis migratoria sin precedentes, con cientos de inmigrantes que pernoctan en sus calles y colapsan las endebles estructuras gubernamentales.
Up Next
El último puesto fronterizo entre México y Estados Unidos vive desde hace semanas una crisis migratoria sin precedentes, con cientos de inmigrantes que pernoctan en sus calles y colapsan las endebles estructuras gubernamentales.

Para los migrantes de Centroamérica encontrar agua o cobijo es tan importante como obtener información, por eso varios de ellos han sido guiados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a través de WhatsApp en su travesía, informó este martes esa entidad en Nicaragua.

“A través de WhatsApp les compartimos mensajes de qué hacer cuando van en la ruta, cómo hidratarse, cómo estar en contacto con sus familiares, cómo no perderse, y otras situaciones que pueden ser peligrosas para ellos”, dijo a Efe el coordinador regional de Comunicación del CICR, Jesús Serrano.

Datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) indican que en los últimos cinco años más de 353,000 personas originarias del norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala, Honduras) han migrado de sus países de origen.

Aunque el CICR no tiene datos sobre las edades de los migrantes, Serrano cree que el fenómeno está asociado a la edad, ya que ahora no solamente viajan los padres, sino también los hijos.

“Hemos visto que, siendo una población joven, aparte de cobijo, agua y un apoyo (económico), van buscando también acceso a la información”, sostuvo Serrano.

Según el informe anual del CICR, con información del trabajo realizado por la institución en 2018, los migrantes centroamericanos le pidieron apoyo con unas 60,800 llamadas telefónicas, sin incluir mensajes de texto o por redes sociales.

“Mantener el contacto para una persona en la ruta migratoria con su familia es muy importante porque es una manera de prevenir las desapariciones, y hay mucha gente que recibe la posibilidad de llamar a su familia, acceso a redes sociales para comunicarse con ellos”, destacó el portavoz del CICR, Alberto Cabezas.

La migración desde El Salvador, Guatemala y Honduras, hacia el norte de América, data de fines del siglo pasado, pero tomó notoriedad en 2018 debido a las llamadas “caravanas” de migrantes, en las que miles de personas decidían partir hacia Estados Unidos de manera simultánea.

Con ese nuevo contexto el CICR brindó ayuda humanitaria a 34,600 migrantes en Honduras, en Guatemala brindó 9,000 atenciones médicas, asistencia integral a 70 personas, y colaboración con 134 desaparecidos, mientras que en El Salvador 250 recibieron alimentación o transporte, según el informe.

Datos de Costa Rica y Nicaragua no fueron incluidos en el informe porque el CICR no trabajó el tema en esos dos países en 2018, según explicó la jefa de la misión del CICR en Managua, Laure Schneeberger.

La institución confirmó que el acceso a la información es vital para los migrantes, quienes gracias a un mensaje en WhatsApp pueden saber qué hacer para que el “sueño americano” no sea una pesadilla.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios