América Latina

Evo Morales renuncia a la Presidencia tras presión de ciudadanos y militares

Evo Morales renunció este domingo a la Presidencia de Bolivia luego de la presión ejercida durante varias semanas por los bolivianos para que dimitiera tras los resultados de las elecciones del pasado 20 de octubre, y luego de que las Fuerzas Armadas y la Policía le sugieran abandonar el poder.

“Renuncio a mi cargo de presidente para que (los líderes opositores Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales (...) Nuestro gran deseo es que vuelva la paz social, la tranquilidad. Tengo la obligación de buscar esta paz, y por esta y muchas razones estoy renunciando y enviando mi carta de renuncia a la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia”, dijo el mandatario en televisión.

Morales denunció también que “grupos oligárquicos conspiran contra la democracia” de la nación sudamericana.

La dimisión del mandatario, quien ha estado en el poder durante 14 años, se produjo horas después de el Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el general Williams Kaliman le sugirió que renunciara ante la escalada de conflicto que atraviesa Bolivia y para preservar la vida, seguridad de la población y la garantía del “imperio de la condición política de Estado”.

“Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia. Así mismo le pedimos a los sectores movilizados deponer las actitudes de violencia, desorden entre hermanos, para no manchar con sangre, dolor y luto a nuestras familias”, dijo el militar al leer un comunicado.

BOLIVIA-PROTESTAS_25840.jpg
El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla durante una conferencia de prensa en el aeropuerto militar de El Alto, Bolivia, el sábado 9 de noviembre de 2019. Juan Karita Foto AP

Antes de la renuncia de Morales ya habían dimitido su vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, María Eugenia Choque Quispe, el presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Víctor Borda y el ministro boliviano de Minería, César Navarro.

El gobernante boliviano trató de apaciguar a los ciudadanos de su país anunciando este domingo que convocaría a nuevos comicios y realizaría cambios en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), luego de que la Organización de Estados Americanos (OEA) dio a conocer un informe sobre las elecciones del pasado octubre.

En el informe, la OEA dijo que el equipo auditor no podía validar los resultados de “la presente elección”, por lo que se recomendaba otro proceso electoral que debería contar con nuevas autoridades electorales.

Tras conocerse el reporte, la Fiscalía General de Bolivia anunció que iniciaría un proceso judicial contra los integrantes del TSE por “presuntos hechos irregulares”.

La oferta de Morales de convocar a elecciones nuevamente fue rechazada por la mayoría de los bolivianos, incluyendo a los que residen en el exterior, que se habían unido a sus compatriotas para denunciar “el fraude” en los comicios y exigir la renuncia del mandatario.

Organizaciones de bolivianos en Miami dijeron el domingo en la mañana que Morales debía renunciar de inmediato y no participar en nuevas elecciones porque era un “candidato fraudulento” y había propiciado delitos contra los ciudadanos que protestaron.


“No queremos que Evo Morales llame a nuevas elecciones, sobre todo porque se hizo un fraude, estamos pidiendo la renuncia inmediata de Morales y de todo su gabinete, incluido su vicepresidente”, dijo a el Nuevo Herald Adolfo Ustarez, representante de Bolivianos en Florida por la Democracia.

Morales había dicho que no renunciaría porque debía cumplir con su gestión constitucional que terminaba en enero de 2020.

Ustarez enfatizó que Bolivia no podía esperar hasta enero porque la actual situación es “insostenible” y tampoco consideraba que haya líderes políticos de la oposición que consideraran factible que Morales se quedara en el poder hasta esa fecha.

Los Bolivianos en Florida por la Democracia, que forma parte de la Red Internacional de Ciudadanos de Bolivia en el Extranjero, integrada por 50 países, exigieron la dimisión de Morales porque, además, aseguran que ha cometido crímenes contra la nación y detallaron que durante las protestas se han registrado tres muertos presuntamente por acciones de grupos de choque del mandatario.


El grupo destacó que el sábado fuerzas de seguridad y grupos de choque de Morales tomaron como rehenes a “cientos de personas” que se trasladaban desde Potosí a La Paz en una caravana y entre los secuestrados había cuatro jóvenes que “fueron violadas, golpeadas. Dos de ellas las dejaron en un hospital y las otras siguen secuestradas”.

La caravana estaba integrada por mineros y universitarios que iban a la capital boliviana para unirse a las manifestaciones contra Morales.

“Morales también ha ordenado a las fuerzas del orden para que salgan a las calles en contra del pueblo y el resultado de esto es que la Policía Nacional decidió amotinarse y no irse contra el pueblo. Hay reportes que señalan que ahora los policías y militares están siendo amenazados para que salgan a las calles”, dijo Ustarez.


Herlan René de Lajaille, del Movimiento Cívico Ciudadano, coincidió en decir que querían la renuncia inmediata del gobernante boliviano y lo calificó de candidato “fraudulento, ilegal”.

Explicó que esa ilegalidad surge desde el referendo de 2016 cuando el 51.30 por ciento de los bolivianos dijo “No” a permitir que Morales se presentara a un cuarto mandato frente al 48.70 por ciento que votó a favor de su reelección.

Esa fue la primera derrota electoral que sufrió Morales en un periodo de 10 años, pero en el 2017 el Tribunal Constitucional aceptó un recurso impuesto por el mandatario para que se le permitiera la reelección.

De Lajaille también dijo que los bolivianos no esperarían hasta enero para que el gobernante entregara el poder.

“No, no vamos a esperar hasta enero. Seguimos en la lucha exigiendo la renuncia inmediata de Evo Morales. Ya hay varios fallecidos, no creemos en lo que Evo Morales diga, vamos a insistir en que renuncie ya”, dijo a el Nuevo Herald en una entrevista el domingo en la mañana.

BOLIVIA-PROTESTAS_82892.jpg
Manifestantes antigubernamentales se sientan afuera del palacio presidencial en La Paz, Bolivia, el domingo 10 de noviembre de 2019. El presidente Evo Morales está pidiendo nuevas elecciones presidenciales luego que la Organización de los Estados Americanos (OEA) encontró “irregularidades” al auditar las elecciones del 20 de octubre, en las que se impuso el mandatario en medio de denuncias de fraude. Juan Karita Foto AP

En cuanto al informe de la OEA sobre las elecciones de octubre comentó que aun cuando no usaron la palabra “fraude, lo dijeron muy claro”.

“Era un fraude flagrante que no se podía esconder, era gigante el fraude: actas quemadas, cambiadas, la interrupción del sistema del Tribunal Supremo Electoral por 24 horas donde apareció Evo Morales ganando con más de 10 puntos (...) Con la presión que se ejerció ante el mundo hicimos que doble el brazo la OEA y se emitió el informe”, dijo el activista.


En las redes sociales los bolivianos también se pronunciaron en contra de nuevas elecciones.

César Andrés Montalvo dijo en un grupo de Facebook que no se debía aceptar bajo ningún punto de vista nuevos comicios porque “después de de negar el referendum donde el pueblo dijo NO y luego manipular las elecciones, este payaso, traficante y delincuente quiere manipular nuevamente con la OEA.para ir a la segunda vuelta”.

Julia E Guardia instó a no permitir que suceda en Bolivia “lo que le pasó a Venezuela”.

“La Constitución dice que quien comete fraude debe ser llevado a la justicia y encarcelado. No más tregua a Evo y el Tribunal Supremo Electoral (TSE)“, agregó.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

Periodista y editora con especialización en América Latina, judicial, negocios y temas locales relacionados con la comunidad latinoamericana. Gran parte de su carrera la desarrolló en agencias internacionales de noticias. Su trabajo de investigación “Emigrar a la muerte: Venezolanas asesinadas en Latinoamérica” recibió los premios 2019 FSNE y SPJ Sunshine State.
  Comentarios