América Latina

Marchan en EEUU en contra de política migratoria dominicana

Inmigrantes, principalmente haitianos, muestran su documentación en la fila para registrar su residencia, en la sede del ministerio del Interior en Santo Domingo, en junio.
Inmigrantes, principalmente haitianos, muestran su documentación en la fila para registrar su residencia, en la sede del ministerio del Interior en Santo Domingo, en junio. AP

Más de un centenar de personas se congregó el sábado en el centro de Miami para expresar su rechazo a la deportación de personas de origen haitiano nacidas en territorio de República Dominicana.

“(La política de deportaciones) es ilegal y xenófoba”, señaló a Efe Elizabeth Taveras, de la Coalición de Inmigrantes de Florida, una de las organizaciones que participó en la marcha iniciada delante del consulado de República Dominicana y que concluyó en la Antorcha de la Amistad, en el centro de la ciudad.

Durante la marcha, los participantes expresaron su solidaridad con los “250,000 haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana que han sido despojados de su ciudadanía y están en riesgo de ser deportados”, tal como señaló la Liga Haitiana para los Derechos Humanos.

A la protesta se sumaron representantes de la diáspora haitiana y dominicana, así como líderes religiosos residentes en el sur de la Florida, quienes pidieron al gobierno del presidente Barack Obama que insista a República Dominicana a que restaure “la plena ciudadanía a los dominicanos de ascendencia haitiana”, según destacó Nancy Treviño, un activista organizadora de la marcha.

La protesta en Miami fue uno de los actos programados en diferentes ciudades de Estados Unidos, en el marco de la denominada “Semana Nacional de Acción contra el Racismo y las deportaciones masivas en la República Dominicana”, que se celebró desde el lunes 27 de julio hasta el sábado.

En Washington, por lo menos 50 personas marcharon también desde la sede de la OEA hasta la Casa Blanca para pedir al Gobierno de EE.UU. que presione al de República Dominicana para que modifique su política migratoria.

“Creo que Estados Unidos debería replantearse su relación bilateral y comercial con la República Dominicana hasta que se terminen estos abusos”, manifestó France François, una estadounidense hija de inmigrantes haitianos en Estados Unidos y que pertenece a la Asociación de Profesionales Haitianos (AHP).

El miércoles, una misión de la OEA que visitó la República Dominicana y Haití alertó en un informe sobre la existencia de desplazados “en condiciones precarias” y de que hay personas “en riesgo de no contar con ninguna nacionalidad reconocida”.

El gobierno dominicano lanzó este año un Plan Nacional de Regularización de Extranjeros al que se acogieron más de 288,000 personas, pero muchas organizaciones temen que decenas de miles de personas de origen haitiano nacidas en la República Dominicana se queden apátridas, al no ser reconocidas por ningún país.

  Comentarios