América Latina

Dictan formal prisión por robo a un líder de autodefensas en México

Una juez mexicana decretó el martes formal prisión contra Cemeí Verdía, líder de un grupo de autodefensa del municipio de Aquila, en la región de Michoacán (oeste), cuya detención en julio pasado desató un enfrentamiento entre pobladores y militares que dejó un menor muerto.

Verdía “fue notificado” por la tarde sobre la formal prisión por “robo calificado”, dijo Amalia Herrera Arroyo, la juez penal que lleva el caso, quien negó al miliciano la libertad bajo fianza.

El autodefensa es investigado por el robo de material ferroso, también pesaba en su contra una averiguación por el asesinato de una persona dos años atrás.

Sin embargo, la juez no encontró elementos para procesarlo por los delitos de homicidio calificado y lesiones.

Fuerzas federales detuvieron a Cemeí Verdía el pasado 19 de julio en la comunidad de Ostula en el municipio de Aquila, a 731 km de la Ciudad de México, por tener dos armas de uso exclusivo del Ejército.

Los habitantes del pueblo consideraron que su líder había sido detenido injustamente. En protesta ese día bloquearon algunas calles de su municipio, lo que desencadenó un enfrentamiento con soldados que dejó un niño muerto y cuatro heridos, sin que hasta ahora se haya determinado de donde vino la bala que mató al menor.

Vecinos de Michoacán se levantaron en armas a inicios de 2013 contra el terror que sembró por años el cártel de Los Caballeros Templarios.

Tras la detención y abatimiento de los cabecillas del cártel, el gobierno mexicano decidió disolver el movimiento de autodefensa en mayo de 2014 para que sus miembros pasaran a formar parte de un nuevo cuerpo oficial de policía rural, al cual no pertenece el grupo de Cemeí Verdía.

Uno de los fundadores de las autodefensas, José Manuel Mireles, se opuso a esa conversión y lleva más de un año encarcelado acusado de portación de armas exclusivas del Ejército y de narcotráfico al menudeo.

  Comentarios