América Latina

Policía italiana desbarata pandilla de salvadoreños

Fotografía de un ex líder de la pandilla ‘Barrio 18’ de El Salvador, César Vladimir Montoya Climaco, detenido en julio y que las autoridades creen es responsable por los ataques a choferes de autobuses.
Fotografía de un ex líder de la pandilla ‘Barrio 18’ de El Salvador, César Vladimir Montoya Climaco, detenido en julio y que las autoridades creen es responsable por los ataques a choferes de autobuses. AP

La policía italiana lanzó una vasta operación en Milán (norte) para desbaratar la pandilla “Barrio 18”, durante la cual detuvo a 15 personas, la mayoría salvadoreños, informó este martes en un comunicado.

Los pandilleros han sido acusados de asociación para delinquir, intento de homicidio, tráfico de droga, extorsión, robo agravado, lesiones graves y tenencia ilícita de armas, entre otros cargos.

La orden de captura fue emitida por el juez de instrucción Paolo Guidi al término de una investigación iniciada en enero del 2014 tras la denuncia por violencia sexual presentada por una joven salvadoreña contra un miembro del grupo delictivo.

Decenas de agentes participaron en la operación que se extendió a otras ciudades del norte de la península, entre ellas Varese, Como y Belluno, donde algunos de los sospechosos fueron localizados.

Se trata de una de pandillas más peligrosas formada por jóvenes latinoamericanos, explicó Alessandro Giuliano, jefe de la policía especializada.

Durante la investigación, la policía confiscó cuchillos, pistolas y machetes.

Entre los detenidos figuran también dos italianos, precisó la misma fuente.

Las “pandillas” o bandas callejeras operan desde hace varios años en Milán, donde reside una buena parte de los emigrantes centroamericanos que trabajan en Italia.

Según la policía “no se trata de un fenómeno étnico”, sino de una organización para delinquir, “con una jerarquía estricta”.

Los miembros de la banda suelen usar tatuajes y escribir graffitis en áreas que consideran su propio territorio, entre ellas el parque Trotter Sammartini, cerca de la estación central de trenes.

Igualmente protagonizan peleas con bandas rivales y entre los rituales de iniciación que imponen a sus miembros figura el de propinar palizas a desconocidos o rivales y cometer actos violentos y abusos, aseguró la misma fuente.

“Barrio 18”, con afiliados en varios países de Europa y América, es el archienemigo de la llamada “Mara Salvatrucha”, otra pandilla formada por hijos de inmigrantes de segunda generación, la cual fue blanco de un intento de asesinato de uno de sus miembros en Milán por parte de algunos de los detenidos este martes.

Dos jóvenes de esa banda en junio pasado atacaron con machetes a un conductor de tren milanés que casi pierde un brazo, un caso que escandalizó a la opinión pública italiana.

  Comentarios