Policías hondureños atienden a niños en un parque restaurado en el barrio de Chamelecón, que se recupera de la influencia de bandas de delincuentes.
Policías hondureños atienden a niños en un parque restaurado en el barrio de Chamelecón, que se recupera de la influencia de bandas de delincuentes. PATRICK FARRELL Miami Herald
Policías hondureños atienden a niños en un parque restaurado en el barrio de Chamelecón, que se recupera de la influencia de bandas de delincuentes. PATRICK FARRELL Miami Herald

Los hondureños se sienten más seguros

07 de octubre de 2015 03:38 PM