América Latina

Suben a 21 los heridos en enfrentamientos en México

/

Estudiantes y maestros se enfrentan con la policía el domingo en la ciudad de Chilpancingo, donde continúan sus protestas por la exigencia de la aparición de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala.
Estudiantes y maestros se enfrentan con la policía el domingo en la ciudad de Chilpancingo, donde continúan sus protestas por la exigencia de la aparición de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala. EFE

Un total de 21 personas resultaron heridas en el mexicano estado de Guerrero (sur), entre ellas siete policías federales, en violentos enfrentamientos registrados la madrugada del domingo entre uniformados, encapuchados, maestros sindicalizados y allegados de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre.

“De la Policía Federal tenemos siete policías lesionados y 14” civiles tras los choques ocurridos en Chilpancingo, capital de Guerrero, informó el lunes a medios locales el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Hacia las 05H40 locales (10H40 GMT), un grupo de personas con el rostro cubierto, a bordo de siete camionetas y armadas con palos, tubos y bombas Molotov, “ingresaron al hotel donde está hospedado un grupo de la Policía Federal” aseguró.

Estas personas no identificadas “sustrajeron a tres policías, quienes tenían la instrucción de no accionar sus armas” añadió, al precisar que los uniformados fueron liberados en una carretera aledaña, tras ser brutalmente golpeados.

Uno de ellos se encuentra en estado grave tras una intervención quirúrgica “con traumatismo craneoencefálico” y otro de ellos “recibió de 12 a 14 azotes”, dijo, al asegurar que se presentaron denuncias en la Fiscalía General por estas lesiones.

El funcionario, que subrayó que hasta el momento no hay detenidos, no dio mayores detalles sobre las personas que sustrajeron a los agentes, pero un mando de la Policía Federal que pidió el anonimato dijo a la AFP que eran miembros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), un sindicato de maestros.

Más tarde, las tropas de la Policía Federal operaron “en la calle para contener una confrontación mayor de maestros de la Coordinadora y alumnos” de la escuela rural de magisterio de Ayotzinapa (Guerrero), donde estudiaban los 43 estudiantes desaparecidos y presumiblemente masacrados en septiembre, dijo Galindo.

Galindo asegura que previo a estos eventos, hacia las 04H00 locales (09H00 GMT), hubo un “altercado entre civiles” a dos cuadras del hotel, donde familiares y compañeros de los 43 estudiantes preparaban un concierto para pedir justicia.

Pero la ONG Tlachinollan, que asesora a los padres de los jóvenes desaparecidos, asegura que cinco agentes de la policía, aparentemente ebrios, agredieron a quienes preparaban el concierto, iniciando así el conflicto.

También asegura que entre los lesionados se encuentran dos padres de los 43 chicos desaparecidos, uno de ellos “hospitalizado por contusión en el cráneo”, así como seis estudiantes de la escuela de Ayotzinapa, dos maestros y dos periodistas.

El 26 de septiembre, 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecieron tras un ataque armado de policías y narcotraficantes en la vecina ciudad de Iguala, una zona ubicada entre las montañas de Guerrero.

Las primeras investigaciones sugieren que los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos calcinados. Los restos de uno de los chicos fueron identificados hace una semana.

Este caso provocó una profunda indignación en México y el extranjero, dejando al presidente Enrique Peña Nieto en su peor crisis desde que tomó el poder en 2012. Tras la tragedia de los 43 estudiantes, se han celebrado multitudinarias protestas en todo el país, algunas de ellas violentas y exigiendo la renuncia del mandatario.

  Comentarios