América Latina

Mercosur busca crear ciudadanía regional

/

El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Héctor Timerman (cen.), durante una reunión de los cancilleres de los países miembros del Mercosur sobre cómo profundizar la integración regional, previa a la cumbre de jefes de Estado de este miércoles, en Paraná, Argentina.
El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Héctor Timerman (cen.), durante una reunión de los cancilleres de los países miembros del Mercosur sobre cómo profundizar la integración regional, previa a la cumbre de jefes de Estado de este miércoles, en Paraná, Argentina. EFE

Mercosur busca en su cumbre presidencial del miércoles en Argentina discutir acuerdos comerciales en marcha con Asia y la Unión Europea, sentar las bases para crear una “ciudadanía mercosuriana” y pronunciarse en contra de las agresiones económicas denunciadas por Caracas y Buenos Aires.

El canciller argentino, Héctor Timerman, dijo el martes en rueda de prensa en Paraná (centro), a 500 km al norte de Buenos Aires, que la reunión se enfocará en “la integración social y económica, el fortalecimiento productivo de la región, la libre circulación de ciudadanos y acuerdos comerciales con Asia y la Unión Europea”.

Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela estudian crear una “ciudadanía mercosuriana”, dijo Timerman, al término de una reunión preparatoria de los cancilleres.

“La ciudadanía mercosuriana no es un simple tema comercial o de intercambio económico, sino que hace a la vida de los pueblos que lo integran”, afirmó.

El proyecto “mercosuriano” establece “la equiparación de los estudios universitarios entre los distintos países y la libre circulación”, agregó.

En el mismo sentido, la patente del Mercosur estará disponible para los nuevos vehículos en enero del 2016, a fin de facilitar el tránsito entre los países, dijo el canciller.

La 47 Cumbre del bloque sesionará el miércoles en la Vieja Usina, una antigua estación de electricidad convertida en centro cultural en esta ciudad a orillas del río Paraná, en plena pampa húmeda, una fértil región agrícola.

El Mercosur sufrió un estancamiento en los últimos cuatro años, con caída de 16% a 13% en el volumen global de exportaciones entre los socios, según estadísticas oficiales.

Una salida al callejón en que se encuentra el bloque son las sociedades que estudia pactar con las regiones de Asia-Pacífico y la Unión Europea.

El primero en pisar tierra paranaense fue el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien disparó contra Estados Unidos, al atribuirle una maniobra por la caída internacional del precio del petróleo.

“La baja del petróleo es una clara agresión económica contra Venezuela y Rusia. Vamos a enfrentarla de manera conjunta. Bolivia también lo ha vivido”, dijo el jefe de Estado a la televisión.

El precio de referencia del barril de crudo WTI tocó este martes un piso de $56.31, el más bajo desde el 2009.

Estados Unidos hace uso creciente de la explotación del petróleo de esquisto y Arabia Saudita, uno de los líderes de la organización de exportadores OPEP, se rehúsa a disminuir su ritmo productivo, fenómenos que derrumban los precios.

“La caída del precio (del crudo) no es casual. Es una conspiración abierta”, afirmó el presidente boliviano.

Según Morales, su par venezolano “Nicolás Maduro ha enfrentado una conspiración permanente cuando no pudieron tumbarlo con agresiones políticas”.

En el encuentro participaron el canciller de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo; de Uruguay, Luis Almagro; de Bolivia, David Choquehuanca; de Paraguay, Eladio Loizaga,y de Venezuela, Rafael Ramírez.

Los mandatarios pondrán la firma el miércoles a un documento final que avanza en la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), un fondo destinado a financiar proyectos en beneficio de las economías menores del bloque.

  Comentarios